Los sindicatos destacan la "respuesta masiva" de los cántabros contra las medidas del Gobierno

Los sindicatos CC.OO. y UGT han destacado la "respuesta masiva" de los cántabros a la manifestación de la Cumbre Social en Madrid, en la que más de 900 plataformas y organizaciones de todo el territorio nacional --un centenar de Cantabria-- han protestado contra los ajustes del Gobierno y pedido la convocatoria de un referéndum.
Cántabros en la manifestación del 15-S
Cántabros en la manifestación del 15-S
CC OO

Los sindicatos CC.OO. y UGT han destacado la "respuesta masiva" de los cántabros a la manifestación de la Cumbre Social en Madrid, en la que más de 900 plataformas y organizaciones de todo el territorio nacional —un centenar de Cantabria— han protestado contra los ajustes del Gobierno y pedido la convocatoria de un referéndum.

Según a informado a Europa Press el secretario de Acción Sindical de CC.OO. de Cantabria, Javier Diego, la respuesta ha sido tal que muchos de los participantes no han podido realizar el recorrido previsto, que partía de la plaza Gregorio Marañón para confluir en la Plaza de Colón con el resto de las marchas.

La marcha cántabra portaba una pancarta bajo el lema 'Quieren arruinar el país. Hay que impedirlo, somo más'. La columna ha llevado el rojo de las centenares de camisetas distribuidas junto a los bonos de viaje y de apoyo con el lema general de la movilización 'Quieren arruinar el país'.

En este sentido, el secretario de Organización de UGT de Cantabria, Alfonso Gil, ha cifrado en "más de 3.000" los asistentes que se han desplazado desde esta comunidad en más de medio centenar de autobuses, coches particulares, furgonetas de alquiler, e incluso en avión.

Un desplazamiento que en el caso de CC.OO. han cubierto los participantes, que han abonado su billete de autobús, ha precisado Diego, para quien este hecho refleja el compromiso de los cántabros que se han desplazado a la capital, además de ser un "ejercicio de solidaridad y responsabilidad".

"Las personas que hemos venido a defender el Estado Social y los derechos que pretende destruir el gobierno nos hemos desplazado a Madrid en autocares y nos hemos pagado nosotros mismos nuestras plazas", ha enfatizado el sindicalista.

Y es que, según Diego, no sólo han participado los sindicatos sino que la presencia cántabra ha estado integrada, además de por éstos, por miembros de organizaciones cristianas "de base", ecologistas, partidos políticos, etcétera.

En definitiva, una representación social "amplísima" que refleja que la protesta por los ajustes y la reclamación de un referéndum "no es cuestión de locos" sino que "la sociedad entera está en contra de los recortes". "La gente ha apostado por someter a referéndum una política que no lleva más que al desastre y a la ruina", ha apostillado.

"La valoración es muy buena, estamos muy satisfechos", ha señalado, apuntado que esta manifestación multitudinaria no es "un final" sino "el final de una etapa y el principio de otra".

Se trata, ha dicho, de una cita "histórica", tanto por la asistencia masiva como por el abanico social que ha apoyado la protesta.

"Organizaciones que trabajan con personas drogodependientes que han visto cortadas las ayudas públicas, organizaciones vecinales, de cooperación internacional, culturales, de actores; organizaciones de mujeres, jóvenes, consumidores, organizaciones de inmigrantes, mayores, madres, padres, estudiantes, periodistas, futbolistas, organizaciones que defienden la salud pública; futbolistas y agricultores; fundaciones de todo tipo; organizaciones cristianas; organizaciones que luchan contra la homofobia y los derechos de LGTB hemos clamado unidas contra las políticas de recortes que están llevando a la ruina a nuestro país", ha señalado.

Por último el sindicalista alerta del "otoño caliente" en cuanto a movilizaciones que se prepara en Cantabria. "El 15-S no es la primera ni será la última cita en la lucha por una salida justa y equilibrada de la crisis", ha advertido, recordando la manifestación que tendrá lugar el lunes en Santander en defensa del ferrocarril y la reivindicación del 7 de octubre, con motivo de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente, en la que se reclamarán "empleos decentes y el pleno respeto de los derechos de los trabajadores y trabajadoras".

Consulta popular

En el mismo sentido se ha pronunciado, Gil, quien ha destacado la movilización "no sólo es de los trabajadores, sino de los ciudadanos, jubilados, consumidores, movimientos no gubernamentales...".

En su opinión, la convocatoria de este sábado debe servir al Gobierno para que "a partir de ahora tome las determinaciones previa consulta con las organizaciones sociales y sindicales" y para someter este tipo de medidas a una consulta popular.

Por ello, su valoración de la protesta es "positiva" aunque "otra cosa es que el Gobierno mantengan su actitud y obvie las respuestas sociales".

En este sentido, ha advertido que si el Ejecutivo no convoca el referéndum, los sindicatos promoverán una consulta popular "aunque no tenga la misma validez". "Si tuvieran decencia y respeto social, debieran de someterlo a consulta", ha concluido.

Junto con Cantabria han partido de la Plaza Gregorio Marañón los compañeros de todo el norte de España, Galicia, Asturias, Castilla y León y Euskadi.

Cuatro columnas han partido desde Puerta de Alcalá, Neptuno, Ministerio de Sanidad y Puerta del Sol con el resto de las delegaciones regionales y con las Mareas Verde, Blanca y Naranja de enseñantes, sanitarios y organizaciones de dependencia para confluir en Colón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento