La Cumbre Social exige al Gobierno que someta el posible rescate a referéndum

  • El manifiesto leído en la concentración en Madrid recuerda que países como Grecia, Irlanda o Portugal están ahora peor que antes de ser rescatados.
  • La campaña para exigir la consulta popular "debe ser por sí misma una gran movilización ciudadana, pero la movilización ni empieza hoy ni acabará con ella".
  • Han cuestionado la legitimidad del Gobierno para llevar a cabo unas medidas de ajuste que no estaban contempladas en su programa electoral.
  • Sigue en directo la 'Gran Marcha' del 15-S en Madrid contra los recortes.
Vista de algunas de las pancartas que han mostrado los asistentes a la Marcha a Madrid contra los recortes del Gobierno.
Vista de algunas de las pancartas que han mostrado los asistentes a la Marcha a Madrid contra los recortes del Gobierno.
EFE

La Cumbre Social, que integra a más de 150 organizaciones sociales, ha exigido este sábado al Gobierno que someta a referéndum la posible decisión de pedir un rescate, una medida de "tal trascendencia", afirma, que no puede tomar "por si solo".

En un manifiesto leído al término de las ocho marchas de protesta que han confluido en la madrileña Plaza de Colón, se advierte de que el rescate, de llevarse a cabo, supondrá nuevas condiciones y recortes que "amenazan con desbaratar lo poco que se mantiene en pie" del sistema de protección social.

"El mal llamado rescate que negocia el Gobierno, y que no se puede enmascarar tildándolo de blando o de suave, ni es inevitable ni es deseable", señala el escrito, que añade que países como Grecia, Irlanda o Portugal están ahora peor que cuando fueron rescatados.

El texto recuerda que la Constitución contempla en su artículo 92.1 la posibilidad de que ante decisiones de especial relevancia se recurra a la consulta popular y anuncia por ello una campaña que exigirá la celebración de un referéndum "hasta el último rincón del país".

La campaña "debe ser por sí misma una gran movilización ciudadana, pero la movilización ni empieza hoy ni acabará con ella". "Si el Gobierno —agrega— se empecina en esta deriva antisocial y autoritaria, si se resiste a escuchar la voz de la sociedad, habrá nuevas movilizaciones y éstas serán más numerosas, contundentes y generales".

"Una fractura social sin precedentes"

El manifiesto —que ha sido leído por la coordinadora española para el "lobby" europeo de mujeres, Rosa Escapa y la responsable de la organización de mujeres de la Confederación Intersindical, Fermina Bardón Álvarez— destaca la respuesta "multitudinaria" de la convocatoria de este sábado contra las políticas del Gobierno, que rechazan "por su carácter antieconómico, antisocial y autoritario".

Reconoce que las políticas "neoliberales a ultranza" que se están aplicando desde mayo de 2010 y que se han intensificado desde la llegada del PP al Gobierno "están suponiendo una fractura social sin precedentes", sin que "aparezca el mas mínimo indicio de superación de la crisis".

Recuerda que la Cumbre Social, que forman 150 organizaciones de la sociedad civil que agrupan a más de 900 asociaciones y entidades, quiere aunar una respuesta social contra esas políticas, exigir que sean consultadas con la ciudadanía y promover un cambio sustancial de las mismas.

El manifiesto cuestiona la legitimidad del Gobierno para llevar a cabo unas medidas que no formaron parte de su programa electoral y señala que suponen "un auténtico fraude democrático y una violación de los derechos humanos y de la ética de la política".

El texto alude a la posibilidad de que el Gobierno pida un rescate para recalcar que es necesaria una consulta popular y señala: "Si antes teníamos suficientes motivos para exigir un referéndum, ahora más".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento