La protección del suelo y evitar las plagas, medidas urgentes para la restauración de zonas incendiadas, según WWF

La protección del suelo afectado y la saca de la madera afectada para evitar la propagación de plagas o enfermedades a otros árboles son las primeras medidas, y con carácter urgente, que hay que tomar en la restauración de una zona incendiada, según el informe 'Restauración de Zonas Incendiadas', de la organización ecologista WWF.
Incendio
Incendio
EUROPA PRESS

Así lo ha explicado una responsable del programa de WWF María Melero en declaraciones a Europa Press, en las que ha señalado que las primeras medidas que hay que tomar tras un incendio tienen que ir dirigidas al suelo, "factor principal a conservar después del incendio para que la recuperación pueda ser mejor".

Entre las medidas de "emergencia" para proteger el suelo se encuentran la construcción de diques o estructuras, incluso con la propia madera afectada, para no perder el suelo y las posibles semillas que pueda arrastrar las lluvias otoñales.

Así, se debe instalar fajinas perpendiculares a la pendiente, siguiendo las curvas de nivel, y preparadas a partir de los restos finos de madera quemada, para frenar la escorrentía del agua de lluvia y reducir la erosión.

"Retener el suelo ante las próximos lluvias otoñales es necesario para que no se pierda fácilmente", ha reiterado Melero, quien asegura que "con estas estructuras evitamos que se pierda el suelo".

Por otro lado, la coordinadora de WWF ha apuntado que hay tomar medidas de "emergencia" como la saca de madera afectada para evitar posible problemas de propagación de plagas o enfermedades a otros árboles no afectados.

En caso de existir riesgo de plagas, habrá que proceder a la corta y troceado manteniendo y gestionando muestras representativas de madera muerta en pie, para garantizar los procesos biológicos esenciales del ecosistema.

Una vez puestas en marcha estas medidas de carácter "urgente", habrá que esperar a la primera primavera para ver la evolución natural del suelo afectado. Algunas especies, según indica, pueden regenerarse de forma natural, por sí solas. Si bien, aclara que "hay otras especies que no estás preparadas para incendios". En este sentido, ha comentado que se pueden tomar medidas para fomentar la regeneración natural.

Hasta pasada la primera primavera, hay que dejar "actuar a la naturaleza" y comenzar a sembrar en el otoño. De otro lado, ha señalado que hay que poner en marcha un seguimiento periódico de la evolución del ecosistema. "Cómo evoluciona para iniciar las medidas de recuperación del suelo", ha añadido.

No obstante, María Melero ha precisado que dentro de cada incendio pueden existir zonas que se regeneren de forma natural y que necesiten unas medidas y otras áreas que requieran otras actuaciones. "Cada zona puede tener unas necesidades", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento