Dimite un concejal de Granada por las dudas sobre sus bienes

Las dimisiones por irregularides urbanísticas no sólo afectan a Madrid.
En Granada, el vicepresidente primero de la Diputación y concejal de Urbanismo de Armilla, Gabriel Cañavate (PSOE), renunció a sus cargos por la polémica en torno al origen de su patrimonio y a la investigación de presuntas ilegalidades en un centro comercial. Cañavate reconoció no haber reconocido algunas de sus propiedades «por un error involuntario» en su declaración patrimonial. Por otro lado, en Catral (Alicante), la Generalitat Valenciana asumió las competencias urbanísticas por la proliferación de viviendas ilegales.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento