La plataforma en defensa de la escuela pública de la sierra norte, que aglutina a padres y profesores de Miraflores, Soto del Real, Hoyo del Manzanares y Guadalix , denunció ayer la precariedad de medios que tienen los 3.000 alumnos matriculados en el instituto y en los cuatro colegios públicos de la zona.

"Falta un laboratorio y un gimnasio", reclaman. Al parecer, el aumento de la natalidad de estos pueblos "hace necesario otro instituto y un colegio".

Aseguran que los contactos con Educación han sido mínimos y por eso van a concentrarse el día 21 a las 13.00 horas en el Ayuntamiento de Guadalix.