El juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Orgaz (Toledo) ha citado a declarar como imputado al alcalde de Los Yébenes (Toledo), Pedro Acevedo (PP), tras la denuncia presentada la semana pasada por la concejala socialista Olvido Hormigos en relación con la difusión de un vídeo suyo íntimo.

Según han informado fuentes judiciales, no existe ninguna imputación judicial formal, sino que se ha citado a declarar al alcalde el día 27 de este mes "como garantía procesal para que acuda acompañado de su abogado" y a efectos de esclarecer los hechos.

El regidor ha dicho a través de fuentes de su entorno que "tiene la conciencia tranquila" porque no ha contribuido a la difusión del vídeo y que dirá "lo que tenga que decir" ante el juez.

Acevedo sostiene que, lejos de dar publicidad a este asunto tan personal de la edil, ha contribuido a normalizar la actividad política de esta, que asistió a actos municipales el pasado mes de agosto, cuando en el pueblo tuvo conocimiento de la existencia del vídeo. Las mismas fuentes relacionan la denuncia en el ámbito de la "estrategia política" contra el alcalde, a quien le sorprendió que se le vinculara con el vídeo.

Hasta ahora, el único imputado en el caso era un amigo muy cercano de la concejal socialista. Un juzgado de Orgaz le imputó a este futbolista de 28 años un presunto delito "contra la intimidad", ya que de momento solo se le investiga por difundir la grabación, no por robarla.

La grabación, en la que ella aparece desnuda y masturbándose, levantó toda una polémica mediática y política tras el anuncio de la concejala de que pensaba dimitir por el daño personal y familiar que estaba haciendo todo este asunto. Pero las muestras de apoyo recibidas, sobre todo en las redes sociales, provocaron que la edil retirara el escrito de renuncia.

Delito aún sin concretar

Blanca Biezma, abogada de la edil denunciante, ha dicho que aún no ha presentado escrito de acusación formal y tampoco tiene concretado el tipo de delito, que se podría encuadrar en los de injurias en la red, contra la intimidad, contra el honor de las personas o revelación de secretos.

La letrada, que recomendó el viernes a su clienta que se fuera del pueblo, considera que si algo bueno tiene este caso es que la gente tome conciencia de que difundir este tipo de documentos en internet tiene su castigo en el código penal, con penas que van desde una multa hasta cinco años de prisión.

Blanca Biezma, que el pasado viernes pidió al juzgado que ordenara la retirada del vídeo de la red, ha dicho que se ha hecho en algunas páginas, pero que hay enlaces en los que aún sigue apareciendo.

Consulta aquí más noticias de Toledo.