Miles de personas, unas 40.000 según el Ayuntamiento, han presenciado este martes en Tordesillas (Valladolid) el festejo del Toro de la Vega, que se ha celebrado pese a que un grupo de antitaurinos ha intentado impedirlo y que ha sido declarado sin ganador.

Un grupo de activistas, venidos de distintos puntos de España y convocados por colectivos antitaurinos a través de redes sociales, ha sido desalojado a la fuerza por la Guardia Civil minutos antes de las 11.00 horas, cuando comienza, cada segundo martes de septiembre, el festejo, que consiste en matar con lanzas un toro en el campo. El astado de este año, de nombre Volante, pesaba 622 kilos.

Fuentes de la Guardia Civil han confirmado que no se han producido detenciones y los antitaurinos han sido alejados del recorrido del festejo, que ha sido declarado nulo, sin vencedor, por la forma en que ha muerto, alanceado por dos jinetes a la vez y fuera de la zona autorizada.

"Tordesillas, vergüenza nacional" y "Tordesillas asesina" han sido algunos de los gritos coreados por los antitaurinos Poco después de las 10.00 horas ha aparecido un grupo de personas al inicio del recorrido donde se iba a soltar el toro, un astado de 622 kilos de la ganadería toledana del Ventorrillo, de nombre Volante. Agentes de la Guardia Civil han rodeado al grupo, entre cruces de insultos y algunos empujones, hasta que han sido desalojados, la mayoría de ellos por la fuerza, y después de que intentaran impedir su desalojo sentados en el suelo.

"Tordesillas, vergüenza nacional" y "Tordesillas asesina" han sido algunos de los gritos coreados por los antitaurinos, mientras los defensores del Toro de la Vega han respondido con expresiones como "terroristas" o "abortistas".

El alcalde ha asegurado que no se han producido heridos, aunque un joven ha sido volteado por el astado, y ha explicado por qué el festejo se ha declarado nulo.

Un joven de 28 de La Seca (Valladolid), Sergio Sacristán, ha clavado la lanzada que ha herido de muerte al animal dentro de la zona autorizada, pero el toro ha ido a morir fuera de ella y ha recibido lanzadas de dos caballistas.

Por ello, al haber muerto fuera de la zona permitida no por la lanzada inicial, el festejo es nulo, aunque Sergio Sacristán ha sido reconocido como "lancero notable".

De interés turístico nacional

El Toro de la Vega se ha celebrado un año más pese a la fuerte contestación internacional contra un rito donde contienden un astado y mozos con lanzas.

Esta justa de origen medieval está sujeta a ley y regulada por un reglamento propio mediante el que el animal puede ser indultado; fue declarada en 2011 patrimonio cultural inmaterial por parte del Ayuntamiento de Tordesillas y figura en el listado de fiestas de interés turístico nacional.

El alcalde ha asegurado que no se han producido heridos, aunque un joven ha sido volteado por el astado Organizado por el Ayuntamiento la localidad, que preside José Antonio González (PSOE), es el acto central de las fiestas patronales de Nuestra Señora de la Peña y se celebra el primer martes siguiente a la Natividad de la Virgen (8 de septiembre).

La Junta de Castilla y León ha aclarado que no prohibirá la celebración del torneo del Toro de la Vega mientras se trate de un espectáculo legal. "Si la normativa se cumple, la Junta de Castilla y León no emprenderá ninguna acción para prohibir la festividad del Toro de la Vega", ha manifestado esta mañana a los periodistas la consejera Alicia García.

Denuncia de una "salvajada"

Este año la fiesta ha cobrado mayor interés entre las poblaciones vecinas a raíz de las campañas de protesta, según reconocen los grupos de defensa de los animales. Medio millar de personas se concentraron el domingo en las afueras de Tordesillas, en el lugar donde se celebrará el torneo, para denunciar lo que denominan "salvajada".

Tras los incidentes registrados en las dos primeras convocatorias de los activistas (lanzamiento de piedras, huevos...), decidieron celebrarlo en las afueras de la población.

Los participantes en el torneo, a pie y a caballo, acometen al animal con lanzas por riguroso turno, de frente, citando al astado y dejándose ver, lo que a juicio del Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) representa una barbarie y una salvajada impropia de una sociedad civilizada e inmersa en pleno siglo XXI, según fuentes de esta asociación.

Por su parte, el portavoz de la Asociación Nacional de Defensa de los Animales, Alberto Díez, ha dicho que este tipo de festejos "incluso son criticados desde el mundo taurino", y ha coincidido con PACMA en que las protestas de las ONG ha incrementado la asistencia. 

Consulta aquí más noticias de Valladolid.