Primera escuela pública de Cataluña con uniforme
Entrada de los alumnos del colegio Màrius Torres de L'Hospitalet de Llobregat. Toni Albir / EFE

La vuelta al cole también afecta a la salud de los niños. Para algunos puede significar ansiedad, irritabilidad o apatía, y ya en las aulas, puede suponer la llegada de los piojos. Uno de cada cinco niños se contagiará de piojos durante el curso.

Es un trastorno común, no hay que aislar ni expulsar al niñoLos niños españoles inician la vuelta al cole estos días y con ella regresan los picores de cabeza pues "es ahora cuando más infestaciones de piojos se producen, ya que muchos los han cogido durante las vacaciones, y hay mayor contacto físico", advierte la doctora Paula Aguilera, del Servicio de Dermatología del Hospital Clínic de Barcelona y la Clínica Dermik.

Esta especialista advierte de la importancia de extremar las precauciones al inicio del curso escolar "mediante el aumento de revisiones manuales de las cabezas de los niños y demás miembros de la familia mechón por mechón y, en caso de riesgo, aplicar un protector o repelente que tenga un olor agradable para que no provoque rechazo".

3 de cada 10 familias no llevarían a su hijo al cole si él o un compañero tuviera piojosSegún el Centro de Información de la Pediculosis, la incidencia mayor se produce entre los 3 y 11 años debido a los hábitos de juego y son las niñas las más susceptibles, sobre todo por la largura del cabello. "La pediculosis es un trastorno muy común que no debe ocultarse ni tampoco hay que aislar ni expulsar del colegio al alumno", explica Aguilera.

El Centro de Información de la Pediculosis defiende no discriminar ni aislar al niño con piojos y aconseja que se comunique a la escuela la infestación lo antes posible. Lo importante es que los padres informen de que sus hijos están infestados para que profesores y educadores puedan tomar precauciones y evitar el contagio.

Según la Encuesta Filvit sobre Pediculosis, 3 de cada 10 familias aseguran que no llevarían a su hijo al colegio si él o algún compañero estuviera infestado. Además, 8 de cada 10 afirma que avisarían al colegio en el caso de descubrir que sus hijos tienen piojos y además tomarían medidas protectoras con el resto de la familia para evitar el contagio.

Cómo actuar

En caso de infestación, los expertos aconsejan mantener la calma y acudir a la farmacia para adquirir loción, champú y lendrera. Es recomendable que el resto de la familia utilice una loción protectora para evitar que el piojo quiera anidar en el cabello.

Por otro lado, si es el colegio el que descubre el contagio, se debe informar a los padres para que examinen la cabeza de su hijo e inicien de inmediato el tratamiento. También es recomendable promover medidas higiénicas, como evitar compartir toallas, gorras, coleteros y horquillas.