La Menéndez Pelayo cierra sus cursos de verano en Santander tras acoger a más de 5.300 alumnos y 1.700 profesores

El rector destaca la eficiencia en el control del gasto como "herramienta imprescindible" para mantener una programación "sin merma de la calidad"
Clausura de la UIMP
Clausura de la UIMP
EUROPA PRESS

La Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) ha clausurado este viernes sus cursos de verano en Santander después de que, por ellos, hayan pasado en esta edición más de 5.300 alumnos y unos 1.700 profesionales y expertos nacionales e internacionales, ensalzando así la capacidad de esta institución académica por "tener a los mejores".

A lo largo de este verano, la UIMP ha impartido 11 cursos magistrales, seis dedicados al autor y su obra, 12 talleres, 12 escuelas, 61 encuentros, 28 seminarios, un curso con el Centro Internacional de Tecnología y Administración Portuaria (CITAP) y el Aula de Verano Ortega y Gasset en dos convocatorias, tal y como ha relatado la secretaria general de la institución, Myriam de la Concepción González, en el balance de la actividad académica y cultural.

Según ha afirmado, la UIMP continúa apostando por "trasmitir el conocimiento y la vanguardia de la investigación y la ciencia a sus alumnos en un mundo caracterizado por la globalización y la interculturalidad", así como por ayudar a los estudiantes a través de becas —1.000 alumnos becados de los más de 5.300— para favorecer su formación en "los tiempos de crisis" actuales.

También se han organizado múltiples actividades de extensión universitaria, con más de 76 actuaciones en diferentes ciclos como los Martes Literarios, Escénicas en el Casyc, Magdalena en Vivo o Primera Fila, entre otros, a las que han asistido unas 37.500 personas, que superan los 112.000 si se suman los que han acudido a las exposiciones y los conciertos de la campa de La Magdalena.

En estas actividades culturales han participado personas de reconocido prestigio como Michael Nyman, Carlos Núñez, Vicente Amigo, Carmen Linares, Carmen Machi, José Sacristán, Ana Wagner, Serrat y Sabina, entre otros. Además se han entregado diversos distinciones como el Premio Tomás y Valiente al programa Hora 25; el premio La Barraca a Jordi Savall; La Trastienda a Luis García Montero; o el XXVI Premio Internacional Menéndez Pelayo a Ernesto de la Peña.

Sin embargo, tras el cierre de estos cursos de verano, la UIMP "no baja el telón" y es que ahora comienza su curso académico convencional con 17 másteres oficiales, ocho programas de postgrado y una docena de másteres propios.

Además, la institución ya está ahondando en "futuras líneas de actuación" que centrará principalmente en la vinculación con instituciones y universidades latinoamericanas y estadounidenses con "el fin de lograr sinergias"

La enseñanza del Español es otra de "las grandes tareas" de la UIMP en Santander, según han explicado sus responsables en el acto de clausura. Así, en el curso académico que concluye, 569 profesionales se formaron en español como lengua extranjera; 1.049 alumnos participaron en los cursos de lengua y cultura españolas —entre ellos el primer ministro de Irlanda, Mr. Higgins—; y se han formado 68 traductores e intérpretes.

En el marco de la enseñanza de la lengua castellana, se han celebrado talleres de cocina, gastronomía y baile; excursiones por Cantabria; lecturas poéticas; y certámenes de relatos cortos, fotografía y cine. La inmersión en Inglés también se desarrolla durante todo el año en las sedes que la UIMP tiene por todo el territorio español, y en las que se han ofertado un total de 14.000 plazas.

"La UIMP inicia el calendario académico convencional en un contexto de austeridad, pero con optimismo, porque el reconocimiento de nuestra marca es un valor en alza, y para ello contamos con el apoyo de los patrocinadores, pero también con el esfuerzo y la colaboración de todo el personal de la institución", ha finalizado González.

Doctor honoris causa

El acto de clausura se ha centrado en el nombramiento de Doctor Honoris Causa a la docente, investigadora, inventora y empresaria Celia Sánchez-Ramos y ha contado con las intervenciones del director general de Política Universitaria del Gobierno de España, Federico Morán; el presidente del Parlamento de Cantabria, José Antonio Cagigas; el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno regional, Miguel Ángel Serna; el alcalde de Santander, Iñigo de la Serna; y el rector de la UIMP, Salvador Ordóñez.

El catedrático de Anatomía y Embriología Humana de la Universidad de Oviedo, José Antonio Vega, ha pronunciado la laudatio de Sánchez-Ramos, de quien ha destacado el "entusiasmo y cariño" con que "impregna su actividad creadora" en el marco de la Óptica y la Optometría.

Dentro de esta especialidad, Sánchez-Ramos ha publicado una docena de libros de divulgación y prevención, ha desarrollado más de 40 investigaciones y ha creado 13 familias de patentes con cerca de 500 registros.

A este respecto, la nueva Doctor Honoris Causa de la UIMP ha expuesto su trabajo titulado 'De la idea científica a las soluciones sociales prácticas', centrado en la creación de lentes para prevención de la fototoxicidad, y es que, según ha manifestado, "la luz es necesaria para ver, pero es tóxica para los ojos".

Esta investigadora y su equipo de la Universidad Complutense de Madrid ha desarrollado unas lentes ópticas que protegen la retina de los espectros de luz violeta y azul, de los que "la atmósfera debe absorber parte de su luz nociva" pero, debido a los cambios climáticos que le afectan, no lo hace.

Programación "sin merma de calidad"

Por otro lado, el rector de la UIMP ha hecho hincapié en que "la eficiencia en el control del gasto ha sido una herramienta imprescindible para dar continuidad a una programación sin merma de la calidad de las actividades" en estos cursos de verano 2012, en que el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte ha reducido un 24 por ciento su aportación y las cuantías de los convenios de colaboración han mermado en un 40 por ciento.

Sin embargo, Ordóñez ha manifestado su "comprensión" con el Gobierno de España y de Cantabria y el Ayuntamiento de Santander porque, según ha dicho, "los tiempos son difíciles, las necesidades son muchas y es necesario arrimar el hombro".

Al mismo tiempo, y a pesar de ello, ha considerado que "la actividad debe estimularse, porque cumple una misión de creación y diseminación del conocimiento y la cultura, a través del diálogo y el debate, que, sin duda, puede contribuir positivamente a mejorar y hacer más sostenible la economía en general y las condiciones de vida de los ciudadanos".

Por su parte, el director general de Política Universitaria ha ensalzado los veranos "enciclopédicos" que la UIMP desarrolla en Santander, y ha destacado a esta institución como lugar de "auge de la visión intelectual" de España en su "constante fabricación de porqués" y la búsqueda de las respuestas a los mismos, algo "fundamental" en una universidad.

Serna ha opinado que la UIMP siempre muestra "afán por el saber y la verdad", un "espíritu crítico, reflexivo y respetuoso", así como una "vocación de servicio a la sociedad", por lo que Cantabria y su Gobierno están "orgullosos" de contar con una institución académica "diferente pero genuinamente universitaria".

Asimismo, De la Serna ha ensalzado la relación de la ciudad de Santander y su Palacio de la Magdalena —hoy centenario— con la UIMP, que desde 1932 desarrolla en este enclave su actividad estival, y que al igual que la capital cántabra apuesta por "la innovación y nuevos modelos de desarrollo".

Por su parte, el presidente del Parlamento regional ha destacado la "necesaria aportación" de la educación superior y la investigación universitaria para "superar la crítica situación económica" actual, en la que paro, sobre todo el juvenil, es la "consecuencia más dramática".

En este sentido, ha valorado el "análisis, reflexión y difusión de la investigación" que realiza la UIMP.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento