El Parlamento ahorra este año 1,1 millones y su presupuesto para 2013 baja hasta los 6,9 millones

Cagigas no ve "mucho sentido" a la estructura de funcionarios, y opina que la plantilla "idónea" sería de 27 en vez de los 41 actuales
José Antonio Cagigas,
José Antonio Cagigas,
EUROPA PRESS

Las cuentas del Parlamento de Cantabria para el próximo año bajarán un 13,46% respecto a las del presente ejercicio, y quedarán por debajo de los 7 millones (6.992.348 euros).

Se trata del presupuesto "más bajo de la historia" de la Cámara regional con su estructura actual, según ha destacado su presidente, José Antonio Cagigas, que también ha subrayado que "por primera vez" el Legislativo devolverá al Gobierno autonómico más de 1,1 millones que ha ahorrado en los últimos meses, y que se destinarán a cuestiones "absolutamente necesarias", que "son muchas", ha apostillado.

En rueda de prensa, Cagigas ha indicado que con esta reducción "dura" y "drástica" —que se suma a la rebaja del 5% que se acordó para el presente ejercicio— las cuentas de 2013 son prácticamente iguales a las de 2004 y, si se descontara la inflación (del 25% de enero de 2004 a julio de este año), se equipararían a las de 1998, año en el que se empezó a pagar sueldos a los diputados ya que, hasta la fecha, solo cobraban dietas.

Tras recalcar que el presupuesto, que se ha aprobado por unanimidad, es "el más ajustado que se puede hacer", y el "más bajo de los últimos quince años", el jefe del Legislativo ha desgranado las cuentas y ha indicado que más de la mitad de la cuantía total prevista, 3,6 millones, se destinarán a salarios.

De esa cantidad, 1,5 millones corresponden a los sueldos de los políticos y asesores, mientras que los 2,1 millones restantes se destinarán a abonar las nóminas de los funcionarios. En este sentido, Cagigas ha reflexionado que esta estructura de gasto "no tiene mucho sentido", y ha abogado por ir resolviendo esta cuestión, con jubilaciones que no serán amortizadas, según ha indicado.

En este punto, y a preguntas de los periodistas, ha señalado que el número de funcionarios asciende a 41 cuando, a su juicio, la plantilla "idónea" estaría compuesta por 27 personas.

Reducción por capítulos

Con ello, en el capítulo I (gastos de personal) el presupuesto baja un 8,21%, pues aunque los sueldos no se reducen ————8solo se congelan) no se ha amortizado la plaza de un jefe de servicio, que se jubiló este año y que no se va a cubrir, al igual que ocurrirá con otro puesto. Tampoco se van a hacer sustituciones ni nuevas contrataciones, y desaparecen los incentivos que primaban el rendimiento.

En el capítulo de transferencias corrientes, las subvenciones a los grupos parlamentarios bajan un 10%, hasta los 1,8 millones, algo por lo que "se quejan" todos los partidos, aunque también lo "comprenden".

Y todo esto se hace en un ejercicio en el que no se contemplan partidas para inversiones, que no "son necesarias". Y, si se hace alguna, se acometerá con dinero que sobre de otros capítulos, ha indicado Cagigas.

En gastos corrientes (seguridad, limpieza, teléfono, luz, etc), el presupuesto de la Cámara se ha reducido a la "mínima expresión" tras bajar un 22,75%. Para ello, se han renegociado los contratos con las diferentes empresas que prestan estos servicios para ajustarse "al máximo posible".

La partida de gastos protocolarios, que ya bajó un 37% el año pasado, se recorta un 25%, de modo que en dos ejercicios ha pasado de 26.600 euros a 12.000, es decir, a menos de la mitad.

Por su parte, los gastos de representación institucional han caído, también en los dos últimos años, un 77%, de 260.000 euros en 2011 a los 60.000 previstos para el próximo ejercicio, es decir, que se reducen también "lo máximo posible".

Diferencias de sueldos

El objetivo, ha apuntado Cagigas, es "hacer más con menos", pero no solo en el Parlamento cántabro, sino en todas las administraciones, de la región y el conjunto del país. "Se puede hacer, se puede reducir", ha sentenciado, para insistir en la necesidad de recortar la estructura de funcionarios que tiene en la actualidad el Parlamento mediante jubilaciones.

En este punto, el jefe del Legislativo ha reflexionado sobre los sueldos de los empleados públicos, y se ha preguntado, por ejemplo, por qué no cobra lo mismo un administrativo de la Administración General del Estado que otro que trabaja para la Comunidad Autónoma, cuando se trata de "la misma" categoría profesional.

"¿Por qué un policía nacional gana menos que un ujier -ha planteado- o que un policía local?". "Una gota no resuelve gran cosa, pero la suma de gotas hacen la mar o el río", ha reflexionado Cagigas, para indicar que hay que abordar cuestiones como la anteriores para avanzar en el ajuste del gasto.

Con todo ello, ha reflexionado que las cosas "no se arreglan" en una legislatura "ni mucho menos", por lo que además de ser austeros "en momentos de dificultad" hay que serlo "cuando haya crecimiento".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento