El mercado del Born de Barcelona.
La visita recorrerá las casas de 1.700. N. B.

Barcelona recuperará uno de sus centros neurálgicos, un punto de encuentro, comercial y de paso que fue reducido a cenizas en 1714. Tras una larga y costosa restauración, el mercado del Born volverá a abrir sus puertas la Diada de 2013, luciendo en el subsuelo los restos de la ciudad antes de la derrota y permitiendo el paso gratuíto de extremo a extremo, conectando nuevamente el Pg. del Born y la calle Comerç con el Pg. Picasso.

Un escalofrío recorre al visitante cuando pisa las calles de la Barcelona de 1714, antes de que fuera c0nvertida en escombros tras un durísimo asedio y de que los catalanes perdieran su autonomía, su constitución... y sus casas. Felipe V ordenó que cada ciudadano destruyera su propia vivienda. Y fueron mil. El año próximo se podrá visitar el 5% de esas ruinas dentro del espléndido edificio del mercado del Born, finalmente restaurado.

No puede ser un centro cerrado porque es para el barrioEl mercado reabrirá sus puertas permitiendo el paso gratuito desde la calle Comerç y el Pg. Picasso. Desde una estructura elevada se podrán contemplar los restos arqueológicos. Habrá que pagar entrada únicamente para pasear entre las ruinas y visitar la exposición permanente (con 1.500 objetos hallados en el yacimiento) y las muestras temporales, ubicadas en salas construidas en las cuatro esquinas del edificio.

"No puede ser un centro cerrado porque es para el barrio", sentenció este jueves el alcalde de Barcelona, Xavier Trias, en una visita de obras. Anunció la apertura del recinto el 11 de septiembre de 2013, coincidiendo con el inicio de la conmemoración de los 300 años de los hechos de 1714, y garantizó que los vecinos tendrán un espacio polivalente a su disposición.

Trias quiso dejar atrás la polémica sobre cómo debía restaurarse el recinto y qué debía albergar: "Cuando ves esto la discusión se acaba, es un éxito colectivo", sentenció. La primera muestra temporal se inaugurará en diciembre de 2013 y explicará el asedio de Barcelona. Toda la intervención, que comenzó en 2005, costará alrededor de 84 millones de euros, según el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.