'Le Corbusier Redrawn'
Portada del libro 'Le Corbusier Redrawn', con dibujos de las 26 residencias que diseñó el arquitecto 'Le Corbusier Redrawn' - Princeton Architectural Press

"La casa debe ser el estuche de la vida". Charles Édouard Jeanneret-Gris, conocido como Le Corbusier (1887-1965), supo ser un arquitecto de éxito y al mismo tiempo utópico y vitalista. Explicaba sus proyectos para transmitir conocimientos a los de su gremio y a los estudiantes.

Era un profesor vocacional que veía en la arquitectura un potencial para cambiar las relaciones personales, una herramienta para vivir, basada en la utilidad, pero nunca reñida con la belleza. Junto a Walter Gropius, Ludwig Mies van der Rohe y Frank Lloyd Wright, sus edificios configuraron la arquitectura moderna.

El libro Le Corbusier Redrawn (Le Corbusier redibujado), que publica este mes la editorial neoyorquina Princeton Architectural Press, es un compendio de las 26 viviendas que diseñó y llegaron a construirse, la mayoría de ellas en los años veinte.

Un aspecto ligero

A menudo, los planos que se manejan de su obra son inexactos o poco precisos. En una escala de 1:200, usando como base dibujos originales de los archivos digitales de la Fundación Le Corbusier, en París, el arquitecto estadounidense Steven Park ha ilustrado planos, secciones y perspectivas que combinan la claridad conceptual y las cualidades espaciales que el maestro de la arquitectura moderna dio a cada proyecto.

Los dibujos permiten entender los retos técnicos que hay tras la aparente sencillezLos nuevos dibujos añaden información a los planos que ya existen y permiten a los amantes de la arquitectura entender mejor los retos técnicos y examinar de modo crítico las creaciones, características por las superficies lisas y un aspecto ligero y sencillo que en realidad es producto de una estructura compleja.

La 'Petite Maison'

La Petite Maison, que diseñó en 1923 para sus padres, es un ejemplo de la grandeza de las residencias del arquitecto. La casa suiza —de exteriores aparentemente simples— esconde una complejidad espacial. Los tabiques se pueden mover, las camas son retráctiles y los muebles se pueden ocultar al antojo del propietario para que una habitación tenga diferentes cometidos. Tiene un ventanal orientado al sur, de 11 metros de largo, que proporciona una vista panorámica del lago Ginebra y los Alpes y aprovecha al máximo la luz.

La colección de planos y dibujos va acompañada de un texto que explica detalles históricos, singularidades de la construcción, la sensación que produce en quien la visita y aspectos técnicos de cada una de las estancias.