This Land Is Your Land y Clementine
Dos de los póster de Fairey: 'This Land Is Your Land' (izquierda) y 'Clementine' Shepard Fairey

Eran sólo 200 piezas y no tenían un precio asequible (850 dólares por unidad, unos 670 euros). Salieron a la venta ayer por Intenet y se agotaron casi de inmediato. No hay indicios de que se vaya a acometer una segunda edición.

El nombre de Shepard Fairey (EE UU, 1970) sigue asociado al impacto, sea comercial o social. El artista gráfico que diseñó la cartelería electoral para Barack Obama en las elecciones de 2008, volvió a dar en el clavo ayer. Sus obras vuelan cuando se trata de ediciones limitadas y pese a que las suele colocar todas en sitios web de dominio público para que los aficionados puedan bajarlas e imprimirlas. Aquí, por ejemplo, hay unos cuantos centenares a disposición de cualquiera y con permiso expreso del autor para que sean usadas.

La empresa-marca del diseñador, Obey, puso ayer a la venta una suntuosa caja con los pósters que Fairey hizo para ilustrar cada canción del disco Americana, editado este año por Neil Young y su grupo de acompañamiento más fiel, Crazy Horse, que volvieron a reencontrarse tras nueve años para acometer un álbum de versiones.

"Azul medianoche"

El cofre, hecho a mano en cartón de color "azul medianoche" y con unas dimensiones de 47 por 62 centímetros, incluía en su interior los doce carteles que Fairey hizo a partir de cada una de las canciones del disco, que pretendía reunir temas clave del folk estadounidense por su contribución a la mitología popular del país y su cultura.

Cada una de las doscientas unidades de Americana Box Set —nombre comercial del producto— estaba numerada y firmada por el autor de los pósters e incluía una copia en disco compacto del álbum.

Los coleccionistas estaban al quite desde hace semanas y el cofre se agotó en cuanto la web de Obey anunció la salida al mercado y pese a que sólo se admitían pedidos de un ejemplar por persona. El anuncio de sold out (agotado) apareció en la página a las pocas horas.

Neil es una persona abierta y me animó a desarrollar mis  interpretaciones Los carteles fueron dibujados por Fairey en un trabajo conjunto de toma y daca con Young, al que fue presentando bocetos e ideas sobre cada póster. "Cuando le mostré los bocetos, Neil y yo discutimos las ideas y las fuimos afinando. Es una persona muy abierta y me animó a desarrollar mis propias interpretaciones", ha comentado el diseñador, que ya había trabajado para el músico, del que aplaude su capacidad de "comentarista social", en un cartel en 2010.

"Fenomenología"

La idea de Young en Americana —reinterpretar canciones folk clásicas, de protesta o de campamento, heredadas por tradición y casi siempre protagonizadas por personas comunes— cuadró a la perfección con las tesis gráficas de Fairey, que define su estilo como "un experimento de fenomenología" basado en la reutilización de iconos y referentes antiguos adaptándolos al presente con un estilo marcado por la influencia del grafitti, el arte urbano y la cultura del skateboard de las que procede el dibujante.

La cara esperanzada de un joven en un paisaje desolado ilustra 'This Land Is Your Land' Los carteles, que fueron expuestos en una galería de Los Angeles entre junio y julio de este año, reinventan el paisaje interior de las canciones del disco, que van desde el luto de un minero ahogada durante la fiebre del oro (Clementine), representada por el cuerpo casi levitante de una joven vista desde el interior del agua, hasta la cara esperanzadora de un joven recortada contra un paisaje dramático usada para This Land Is Your Land, de Woody Guthrie. Para el tema de más singular de la colección, la versión de God Save The Queen —el himno, no la de los Sex Pistols—, Fairey coloca a la Reina Isabel bordando una bandera de los EE UU.

La exposición fue elegida como excusa por Young para rodar una película de mediometraje y en estilo de cine mudo en la que el músico interpreta a un escritor que acude a una galería para buscar obras de arte que le sirvan como ilustraciones o inspiración para el libro en el que está trabajando sobre grandes canciones estadounidenses. El film está dirigido por Bernard Shakey, uno de los apodos habituales de Young.