Botella triplica el precio de las trece escuelas de música y danza

  • Los padres de los casi 5.000 alumnos que reciben estas enseñanzas pasarán de pagar 50 euros al mes a abonar 150 euros.
  • El Consistorio deja de subvencionarlas porque considera que es un servicio "no esencial" para los madrileños.
  • Las empresas que gestionan el servicio temen una fuga de alumnos que les obligue a despedir profesores o a cerrar.
Fachada del centro cultural que alberga la Escuela Municipal de Música Ágata-Villaverde.
Fachada del centro cultural  que alberga la Escuela Municipal de Música Ágata-Villaverde.
Ayuntamiento de Madrid

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, quiere que los servicios municipales los use "quien pueda pagarlos". Así lo dijo hace una semana y así será al menos en el caso de las enseñanzas artísticas, ya que el Ayuntamiento ha decidido triplicar el precio de las escuelas de música y danza para el nuevo curso.

El Ayuntamiento va a retirar las subvenciones a Música Creativa y Soto Mesa, las empresas que gestionan las 13 escuelas públicas (12 de música y una de danza) existentes en la capital, por considerar que prestan un servicio "no esencial".

Las concesionarias recibieron el curso pasado 2,5 y 1,2 millones de euros, respectivamente. Esas partidas hacían que los usuarios abonasen solo un 33% del coste real del servicio, 50 euros. Con el plan de recortes extraordinario aprobado por el Consistorio para sanear sus cuentas, estas ayudas desaparecen. El Ayuntamiento anunció, además, que los asistentes se verían obligados a pagar el 100% de las clases, unos 150 euros.

Forzadas a firmar

Los padres fueron advertidos de la subida el 27 de julio mediante una carta firmada por el director general de Educación y Juventud del Ayuntamiento. En la misma el responsable público anunciaba un "ajuste en los precios" excusándose en la crisis económica y en que el importe "no ha experimentado incremento alguno en los últimos años".

La misiva aseguraba que los nuevos costes aparecerían publicados en la página web municipal. Concluía, además, que estas medidas son "imprescindibles para poder continuar con las actividades de las escuelas de música y danza".

Las empresas, por su parte, se vieron forzadas a firmar la prórroga de sus contratos de gestión, que vencían el 31 de julio, para no perder el servicio. Además, se les presentó una carta que debían rubricar admitiendo la revisión de tarifas al comienzo del curso siguiente. Después de eso, el Ayuntamiento no se ha vuelto a reunir con ellas para hablar de los cambios en el servicio pese a que existe incluso una petición formal en el registro del Consistorio.

Sin embargo, a 15 días del comienzo del curso (26 de septiembre) y con 5.963 alumnos matriculados, el Ayuntamiento aún no ha aprobado la tabla de tarifas, lo que hace dudar de la supervivencia de los centros. Los cursos anteriores, los precios y horarios de las clases se publicaban antes dle verano.

"Se irán a la privada"

"Tememos que los alumnos se den de baja de forma masiva en cuanto vean los recibos. Muchos padres ya nos han dicho que no podrán pagar 150 euros al mes, y menos después de los gastos de la vuelta al cole y de que les hayan subido la luz, el agua, la gasolina... Si nos retiran toda la subvención, que supone 2/3 de nuestros ingresos, y matriculamos menos alumnos, tendremos que despedir profesores porque ni siquiera cubriremos los costes", explican desde uno de los centros.

La situación se repite en otras escuelas. "Por el precio que van a pagar aquí, se irán a una escuela privada, o a los conservatorios, donde la matrícula está entre 200 y 300 euros", comenta un profesor. Por esa diferencia de precio, los niños que lleven varios años recibiendo instrucción acudirían a centros homologados y obtendrían la titulación oficial que no ofrecen las escuelas municipales.

Otra posibilidad que se plantean los docentes consultados es ofrecer clases particulares a sus alumnos a menor precio. "Si nos quedamos sin trabajo, no hay otra forma de salir adelante", zanja uno de ellos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento