El presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, obtiene el 49,o6% de los votos válidos, frente al 41,11% del socialdemócrata Geraldo Alckmin, con el 94% de votos escrutados, según datos oficiales del Tribunal Superior Electoral.

Después de haber estado a menos de medio punto de la preceptiva mitad más uno de los votos válidos, Lula había retrocedido al actual porcentaje, lo que equivale a unos 44 millones de votos.

El escrutinio parcial da a la izquierdista Heloisa Helena Lima el 6,87 por ciento, y al ex ministro de Educación Cristovam Buarque el 2,70 por ciento. Ambos son disidentes del Partido de los Trabajadores (PT), de Lula.

Los otros cuatro candidatos suman tan solo un 0,27% de los votos válidos.

La segunda vuelta está prevista para el próximo domingo 29 de octubre, y será disputada entre los dos candidatos más votados.

Lo ajustado del resultado de Lula están dejando para el final el desenlace de las elecciones, en el que puede ser determinante el voto en el estado de Sao Paulo, donde viven casi 22 millones de los casi 126 millones de electores brasileños.

Alckmin está por delante de Lula en este estado, donde con un 78,20 por ciento de votos escrutados, obtenía un 54,67 por ciento, frente al 36,36 por ciento del presidente.

 



El escrutinio parcial da a la izquierdista Heloisa Helena Lima el 6,74%, y al ex ministro de Educación Cristovam Buarque el 2,89%.

Ambos son disidentes del Partido de los Trabajadores (PT), de Lula.

Los otros cuatro candidatos no llegan a sumar ni un 1% de los votos válidos.



El presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Marco Aurelio Mello, declaró a periodistas en Brasilia que las elecciones transcurrieron con normalidad.

Lula, confiado y favorito

El presidente brasileño y candidato a la reelección, Luiz Inácio Lula da Silva, votó confiado "en que el destino de Brasil está trazado" y pidió al electorado que "consolide los cambios", en una clara y abierta referencia a su candidatura.

El presidente votó a las 10.00 hora local (15.00 horas del domingo, hora peninsular española) en el colegio Joao Firmino, del municipio de Sao Bernardo do Campo, en el cinturón obrero de Sao Paulo, que fue la cuna del Partido de los Trabajadores (PT) y donde empezó su carrera sindical en la década de los años 70.

Según informaron fuentes de su comité de campaña, Lula esperará los resultados oficiales en la Granja do Torto, una suerte de casa de fin de semana de la Presidencia en Brasilia.

Alckmin contraataca con la corrupción

Geraldo Alckmin, el principal rival del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, reiteró sus ataques contra la corrupción en el Gobierno, tras depositar su voto en un colegio de Sao Paulo.

La posibilidad de que el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, sea reelegido sin necesidad de segunda vuelta, parecía diluirse con una caída libre en las encuestas en los últimos días, y había dado paso a la posibilidad de una segunda vuelta, según dos sondeos divulgados este fin de semana por el Jornal Nacional de televisión.

La agencia Datafolha, que consultó entre el viernes y el sábado a 14.798 electores en 409 ciudades, concluyó que las intenciones de voto del gobernante cayeron del 49% el miércoles pasado, al 46%, a un día de los comicios.

El ex gobernador de Sao Paulo, y candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña, Geraldo Alckmin, subió del 33 al 35%.

Elecciones de luto

Tras el dramático accidente de avión en el Amazonas, unos 126 millones de electores brasileños acudieron a las urnas para elegir:

  • Al presidente.
  • A 27 de los 81 senadores.
  • 513 diputados federales.
  • 1.059 legisladores regionales.
  • Los gobernadores de los 27 estados del país.

Los electores podrán optar entre 16.038 candidatos de un total de 29 partidos políticos.

Según las estadísticas del Tribunal Superior Electoral (TSE), 125.913.479 brasileños están habilitados para votar en las elecciones de este año en el mayor país latinoamericano, donde el voto es obligatorio para ciudadanos de entre 18 y 70 años.

Pese a la obligatoriedad del voto, la abstención suele ser considerable.

En la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2002 fue del 17,74%.

La gran mayoría de los colegios electorales de Brasil cerraron este domingo sus puertas a las 17.00 hora local (20.00 GMT).

432.000 urnas electrónicas

Las urnas electrónicas agilizan tanto la votación como el escrutinio

Los electores podrán acudieron a 91.244 locales de votación (207 de ellos en el exterior), que contaban con 432.000 urnas electrónicas, para las que fueron las segundas elecciones presidenciales y legislativas totalmente digitalizadas en la historia del país.

Las urnas electrónicas, pequeñas terminales informáticas desarrolladas por Brasil y ya exportadas a varios países latinoamericanos, agilizan tanto la votación como el escrutinio.