¿Tendrán que pagar los 'sin papeles' por su salud? Depende de la comunidad autónoma...

  • El Ministerio de Sanidad anulará este sábado la tarjeta sanitaria de los inmigrantes en situación irregular y de todas aquellos extranjeros que no cotizan.
  • Ocho comunidades autónomas (dos de ellas del PP, Galicia y Castilla y León) han anunciado que seguirán prestando la misma atención a estas personas.
  • Las otras nueve, gobernadas por el PP, seguirán al pie de la letra el decreto del Gobierno y atenderán a los inmigrantes... pero les cobrarán.
Una mujer anciana, tratada de un ataque al corazón.
Una mujer anciana, tratada de un ataque al corazón.
GTRES

El Ministerio de Sanidad anulará este sábado la tarjeta sanitaria de los inmigrantes en situación irregular y de todas aquellos extranjeros que no cotizan a la Seguridad Social por considerar que no pueden ser beneficiarios del Sistema Nacional de Salud (SNS). También perderán su condición de asegurados los españoles que nunca han trabajado y que tengan ingresos superiores a 100.000 euros al año, los denominados "rentistas".

El departamento que dirige Ana Mato quiere ahorrar así unos 1.500 millones al año. Esto significa que los extranjeros "no registrados ni autorizados como residentes en España" solo tendrán asistencia sanitaria de urgencia por accidente o enfermedad grave y en el embarazo, parto y postparto, a excepción de los menores de 18 años. Sanidad también se ha comprometido a no dejar sin tratamiento a los enfermos de este colectivo crónicos o graves.

Para el resto, las autoridades sanitarias estudian ofrecerles una póliza si quieren cobertura sanitaria completa, de unos 710,40 euros anuales —59,20 al mes— o de 1.864,8 para los mayores de 65 —155,40 mensuales—.

Ocho comunidades autónomas (dos de ellas del PP, Galicia y Castilla y León) han anunciado que seguirán prestando la misma atención a estas personas. Las comunidades socialistas de Andalucía, País Vasco y Asturias, junto con Cataluña y Canarias, mantendrán la atención a los inmigrantes indocumentados. Las otras nueve, gobernadas por el PP, seguirán al pie de la letra el decreto y atenderán a los inmigrantes, pero les cobrará: Madrid, Castilla-La Mancha, Aragón, Murcia, Comunidad Valenciana, Extremadura, Baleares, Cantabria y La Rioja.

Esta es la casuísitica en cada comunidad autónoma sobre la atención a inmigrantes sin papeles a partir del 1 de septiembre.

Comunidades 'alineadas'

Aragón (PP):

Aragón cumplirá "escrupulosamente" lo que marca la ley en materia sanitaria, ha dicho el consejero de Presidencia de la DGA, Roberto Bermúdez de Castro, quien ha asegurado que todo español tendrá derecho a asistencia sanitaria. Cualquier ciudadano que tenga una urgencia hospitalaria será tratado.

Baleares (PP):

Se aplicará la normativa estatal que deja sin tarjeta sanitaria a los extranjeros en situación irregular, que en el caso de las islas pueden ser entre 15.000 y 20.000 personas. Las dos diferencias serán que a los enfermos con patologías de declaración obligatoria (como las infecciosas) y enfermos mentales se les dará el medicamento desde el Ib-Salut y no les va a costar nada la medicación; la segunda es la creación de una comisión de estudio con miembros de Ib-Salut y de Salud Pública para estudiar casos particulares y de patologías determinadas.

Cantabria (PP):

Otra de las comunidades afines al texto original del Gobierno. Según la consejera de Sanidad de la región, María José Sáenz de Buruaga, Cantabria se aferrará a la reforma y a que los "sin papeles" podrán ser atendidos "fuera del sistema sanitario público". Sólo se contemplan los mismos casos excepcionales —urgencias por enfermedad o accidente, atención al embarazo, parto y postparto y asistencia a menores de 18 años— para la asistencia gratuita.

Castilla-La Mancha (PP):

Es otra de las nueve comunidades que se alineará completamente con el decreto del Gobierno central. El portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Leandro Esteban, ha insistido en que la atención sanitaria básica y esencial "a cualquier persona" en el ámbito de la comunidad autónoma está "perfectamente garantizada", aunque los inmigrantes irregulares tendrán que pagarla de acuerdo con los supuestos establecidos por el ministerio de Sanidad.

Comunidad Valenciana (PP):

Los inmigrantes irregulares que queden ahora sin derecho a tarjeta sanitaria continuarán siendo atendidos como el resto, si bien esta prestación les será ahora facturada. El coste se le cargará a su seguro (en el caso de que lo posea), a su país de origen (si existe convenio bilateral) o al propio paciente, pero en ningún caso los médicos y las enfermeras deberán dejar de atenderlos. Si los pacientes no tienen recursos para hacer frente a la factura podrán recurrir a las ayudas de la Conselleria de Bienestar Social, de los ayuntamientos y de las ONG. Unas 30.000 personas que habían accedido a la tarjeta sanitaria por empadronamiento tendrán que demostrar ahora una situación no irregular para poder acceder a la misma.

Extremadura (PP):

Se alinea con el decreto estatal. Los ciudadanos irregulares que están establecidos en España tendrán acceso a la sanidad en los casos descritos por el Ministerio. "Se intentará cobrar a todos aquellos que tengan la obligación de pagar, igual que pagan todos los ciudadanos, y los que no puedan pagar, se les facturará y se les intentará cobrar a sus países de origen mediante convenios bilaterales", ha puntualizado el consejero Luis Alfonso Hernández Carrón. Los ciudadanos en situación irregular en Extremadura son 1.250 personas.

La Rioja (PP):

El Sistema Público de Salud de La Rioja prestará asistencia sanitaria a todos los extranjeros irregulares que lo pidan y, posteriormente, emitirá la correspondiente factura para cobrarles esa prestación, con excepción de menores, mujeres embarazadas y en casos urgentes. A partir del 1 de septiembre, y en sintonía con el decreto estatal, todas aquellas personas que no se encuentren en alguno de esos grupos perderán su condición de asegurado o beneficiario y no tendrán tarjeta sanitaria ni derecho a una asistencia gratuita.

Madrid (PP):

Los inmigrantes en situación irregular recibirán atención sanitaria gratuita en urgencias, mujeres embarazadas y que den a luz, menores de 18 años y enfermos crónicos tratados anteriormente (no a los que ahora vengan nuevos), mientras que los demás deberán suscribir un convenio y pagar una cuota mensual si quieren tener cobertura sanitaria completa. A los sin papeles se les retirará la tarjeta sanitaria. Quedan fuera de la asistencia gratuita los inmigrantes irregulares que tras recibir el alta en urgencias, precisen de un seguimiento médico posterior así como las recetas que se les prescriban. Se garantiza la asistencia a los solicitantes de protección internacional cuya permanencia en España haya sido autorizada por ese motivo, y las víctimas de trata de seres humanos.

Murcia (PP):

El Servicio Murciano de Salud (SMS) atenderá sólo en urgencias a los 11.000 inmigrantes irregulares con tarjeta sanitaria que residen en esa región, en tanto que mantendrá la prestación completa a extranjeros en situación irregular que sean menores de edad (unos 6.000), embarazadas y enfermos crónicos. Murcia atiende a 1.378.000 personas con Tarjeta Sanitaria Individual, y de ellos 177.359 son inmigrantes, la mayoría de éstos, 155.234, tienen permiso de residencia, por lo que tienen asistencia sanitaria completa garantizada, y 20.165 disponen de Tarjeta Sanitaria Individual aunque son irregulares. Los 11.000 que no tienen diagnosticado ningún problema serán atendidos solo en Urgencias. Para acceder al aseguramiento completo con Tarjeta Sanitaria Individual es "imprescindible" el permiso de residencia en España aunque también se puede efectuar el pago de la cuota anual de 710 euros.

Comunidades 'no alineadas' o con particularidades

Andalucía (PSOE):

El sistema sanitario andaluz seguirá atendiendo a los inmigrantes indocumentados como hasta ahora. Se mantendrá la protección universal de todos los ciudadanos tengan el origen que tengan. En Andalucía son unas 46.000 personas las que disponen de un "Documento asistencial temporal" que los identifica dentro del sistema de salud para poder efectuar un seguimiento de su historial y su paso por los distintos centros sanitarios.

Asturias (PSOE):

Se garantiza que ningún inmigrante se quedará sin cobertura y prevé un conflicto competencial con el Estado, aunque tampoco ha aclarado cómo hará esa asistencia, ya que poder darles tarjeta sanitaria, o no, va a depender de las órdenes ministeriales.

Canarias (CC):

El viceconsejero portavoz, Martín Marrero, ha dicho que su Gobierno "será respetuoso con la legalidad" al aplicar la nueva regulación de la asistencia sanitaria, pero que "no dejará de atender a nadie que lo necesite". Marrero ha asegurado que, en Canarias, la sanidad pública "no dejará de atender a nadie que lo necesite", no solo por un "principio de humanidad", sino también por los criterios éticos a los que están sujetos los profesionales médicos.

Castilla y León (PP):

El servicio de salud de Castilla y León (Sacyl) atenderá en sus instalaciones a todos los inmigrantes que necesiten asistencia y, aunque intentará cobrar este servicio a quienes carezcan de tarjeta sanitaria, meterá en un cajón de "impagados" aquellos casos en los que no tengan recursos. El portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha explicado que cumplirán la normativa fijada por el Ministerio, aunque ha señalado que atenderán "a todos los ciudadanos, tengan tarjeta o no, que acudan a la atención primaria".

Cataluña (CiU):

La Generalitat mantendrá la misma atención sanitaria que hasta ahora a las 600.000 personas que en Cataluña perderán su condición de asegurado a partir del 1 de septiembre, mientras que les dará un plazo de seis meses para regularizar su situación. Entre las 420.000 personas con nacionalidad española que tienen tarjeta sanitaria pero pierden la condición de asegurados, la regularización de su situación se hará de forma prácticamente automática cuando pasen por el centro de atención primaria (CAP). Una vez pongan al día sus datos de residencia recibirán un documento similar a la tarjeta sanitaria que les dará la misma cobertura integral del Servicio Catalán de la Salud (CatSalut), siempre que no mantengan un nivel de renta superior a 100.000 euros. Por su parte, los sin papeles que tengan tarjeta deberán acreditar que hace más de tres meses que están empadronados y, en este caso, se les proporcionará un documento con el que tendrán acceso garantizado a la primaria. A partir del segundo año de residencia acreditada, los inmigrantes podrán acceder a la atención especializada hospitalaria no urgente una vez se hayan realizado las pertinentes comprobaciones para descartar que no se trate de un caso de turismo sanitario. Los recién llegados que lleven menos de tres meses empadronados en Cataluña tendrán derecho únicamente a lo que establece el decreto del Gobierno: urgencias por enfermedad o accidente, atención al embarazo, parto y postparto y asistencia a menores de 18 años. Por último, los ciudadanos que en estos momentos están sometidos a un tratamiento lo podrán terminar aunque pierdan su condición de asegurados de la Seguridad Social a partir del 1 de septiembre.

Galicia (PP):

El Gobierno gallego mantendrá el acceso al sistema público de salud a aquellos ciudadanos residentes en Galicia sin recursos, en situación irregular o que perdieron el permiso de residencia al quedar en el paro. Galicia continuará prestando asistencia sanitaria ordinaria a los inmigrantes sin papeles, que acrediten que carecen de recursos —a doble nivel, en España y en su país de origen— y que estén empadronados antes del 1 de septiembre, lo que beneficiará a 9.000 personas. Los inmigrantes irregulares sin recursos tendrán una moratoria de seis meses a partir de este sábado, y desde el primer contacto con su centro sanitario, para empadronarse, regularizar su situación, y poder recibir asistencia ordinaria y gratuita. Este plan, llamado de Protección Social de Saúde Pública se ofrecerá a quienes no puedan acceder a la condición de aseguradas o beneficiarias, ni suscribir un convenio especial y, por tanto, carecen del derecho a las prestaciones del sistema público de salud. Si no se regularizan, se les cobrará. Sergas continuará con el programa de facturación según el cual se cobra por la asistencia y las prestaciones a personas no cubiertas. Si la persona es titular de derecho y lo demuestra, se anula la factura.

Navarra (UPN):

El Gobierno de Navarra va a habilitar una línea de ayudas para cubrir la asistencia sanitaria de quienes acrediten no poder pagarla, por lo que desembolsarán al servicio de salud 1,68 millones de euros anuales, lo que compensará, según sus cálculos, el pago por atender a los 2.150 inmigrantes irregulares.

País Vasco (PSOE):

El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa, asegura que el Gobierno vasco va a, "simplemente, desobedecer" los recortes en Sanidad de Rajoy, por lo que en Euskadi los inmigrantes "van a seguir siendo atendidos como debe ser". Bengoa ha criticado que el Ministerio de Sanidad vaya a buscar soluciones en "distintos grupitos", en este caso los inmigrantes, ya que "no es este sector de la sociedad el que crea un problema de insostenibilidad en el sistema", sino que "es un tema muchísimo más estructural y profundo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento