El portavoz del equipo de Gobierno municipal, Julio Martínez, ha resaltado el "compromiso" del Ayuntamiento de Palma con la defensa de los derechos de la mujer para que las empleadas de la ORA vuelvan a Pere Garau.

Tras la celebración del Pleno Extraordinario en el Ayuntamiento de Palma de este jueves, Martínez ha destacado que se trata de un tema "muy sensible", ya que en este caso los derechos de la mujer "se están viendo perjudicados", al haber recibido maltrato verbal por parte de varones que acudían a la mezquita de esta zona de Palma.

El edil ha asegurado que el Consistorio desconocía la situación y está trabajando para "garantizar" la decisión que tomen las trabajadoras, que por ahora han sido desplazadas a otro barrio.

Por su parte, la secretaria general del PSIB de Palma, Aina Calvo, ha señalado que "se debe actuar de forma contundente" y ha pedido al Consistorio que tome "cartas en el asunto" con medidas "inmediatas" que den "garantía a las trabajadoras para que se puedan incorporar a su trabajo con total normalidad".