El Ayuntamiento de Palma ha aprobado, con los votos del PP y la oposición del PSIB y el PSM-IV-ExM, la modificación del presupuesto del Patronat Municipal de Escuelas Infantiles "sin recortar ni despedir a trabajadores", al tiempo que, según el actual Consistorio, se producirá un "ahorro" de 400.000 euros fruto de este cambio "técnico".

La modificación presupuestaria se ha aprobado en un Pleno Extraordinario celebrado este jueves, en el que el PSIB y el PSM-IV-ExM se han opuesto a la externalización de dos de las 'escoletas', ya que los centros pasarán de la gestión directa a la indirecta mediante la modificación del presupuesto y aseguran que este cambio supondrá un despido de trabajadores.

No obstante, el portavoz 'popular' en el Ayuntamiento, Julio Martínez, ha afirmado que "no se despide a trabajadores", de forma que ha precisado que hay 37 empleados que se quedan sin trabajo, porque su contrato ha finalizado.

En este sentido, Martínez ha detallado que la anterior estructura del Patronato no contemplaba que se tuvieran que contratar a los mismos empleados. Además, ha añadido que no había una bolsa de trabajo en el Patronato, algo que ahora el Ayuntamiento sí ha creado, por lo que "se gastaba más dinero" con trabajadores que "generaban ineficiencia" al no estar todos contratados a jornada completa.

Según ha puntualizado el edil, se abrirán las 11 'escoletas' municipales para este nuevo curso y "el servicio se mantiene al mismo nivel", pues las nuevas empresas adjudicatarias contratarán a 18 personas a jornada completa.