El PSN ha registrado una moción en el Parlamento de Navarra en la que insta al Gobierno foral a presentar en la Cámara, antes del 31 de diciembre, un plan de visitas turístico-culturales para el próximo año.

En la moción, los socialistas navarros piden que estos planes se refieran a edificios declarados Bien de Interés Cultural (BIC) que sean gestionados por el propio Gobierno de Navarra o que hayan sido objeto de inversiones sustanciales en la última década, y sean gestionados por otras instituciones.

También reclama el PSN que los planes sean sobre otros edificios, que sin ser declarados Bienes de Interés Cultural, "gocen de aprecio y consideración y merezcan tener un programa específico de visitas".

Además, en la moción, los socialistas navarros instan al Gobierno de UPN a disponer los recursos necesarios, en la medida que lo permitan las disponibilidades presupuestarias, "para incentivar la actuación propia o la suscripción de convenios que hagan posible el desarrollo del citado plan".

En la exposición de motivos, los socialistas resaltan que la Comunidad foral ha conformado, a lo largo de su historia, "un singular patrimonio cultural". En su opinión, "los retos y necesidades del nuevo siglo y la obligación de abrirse a los nuevos horizontes aparecidos y contrastados en los últimos lustros, exigen una lectura renovada de las actuaciones en el ámbito del patrimonio cultural".

En consecuencia, el PSN defiende que "la nueva política de restauración patrimonial debe estar ligada a un trabajo de promoción y educación que permita un mejor uso y disfrute del patrimonio de Navarra por parte de toda la ciudadanía".

"Eso implica una política más ambiciosa que, sin perjuicio de los usos propios y específicos del edificio en cuestión, permita rentabilizar mejor las inversiones efectuadas, acercar a nuevos públicos al uso y disfrute del hecho artístico, y convertir al monumento en cuestión en motor de actividad cultural y turística para la zona", sostienen los socialistas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.