Peñón de Vélez
Peñón de Vélez. Wikipedia

Un grupo de cuatro nacionalistas marroquíes trataron este miércoles de "ocupar" el Peñón de Vélez de la Gomera, de soberanía española y situado frente a las costas del norte de marroquíes junto a Alhucemas, y fueron detenidos por miembros de los Regulares que resguardan el lugar, informaron los activistas.

La acción estuvo organizada por el Comité de Coordinación para la Liberación de Ceuta y Melilla, según dijo su presidente y alcalde de la localidad de Beni Enzar (localidad situada al sur de Melilla), Yahya Yahya, que aseguró disponer de fotografías del hecho.

Llegaron al peñón con varias banderas marroquíes que pensaban plantar en la cimaLos cuatro activistas llegaron al peñón con varias banderas marroquíes que pensaban plantar en la cima, pero fueron detenidos nada más llegar por la guarnición militar española de los Regulares que resguarda el lugar, situado a medio camino entre Ceuta y Melilla y unido a tierra por un estrecho istmo, según Yahya.

El activista marroquí señaló que los activistas de su comité fueron "esposados y tumbados al suelo", y agregó que cree que serán trasladados en breve, en helicóptero, hacia las costas españolas. Su versión no ha sido confirmada aún por fuentes oficiales españolas.

El presidente del Comité indicó que dispone de "cientos de activistas" dispuestos a realizar próximamente acciones similares en los peñones e islas españoles situados junto a Marruecos y reclamados por este país.

El Comité que preside Yahya ya ha protagonizado en el pasado acciones de reivindicación nacionalista junto a la frontera de Melilla.

"Un acto de propaganda"

La Delegación del Gobierno en Melilla, por su parte, ha acusado en un comunicado a los activistas de querer "tensionar y entorpecer" las relaciones entre España y Marruecos, los ha calificado de "antiespañoles" y se ha referido al intento de ocupación como "fallido".

Los cuatro jóvenes, que portaban tres banderas marroquíes, fueron conminados de inmediato por las fuerzas militares españolas destinadas en el peñón a abandonar el islote, "lo que sucedió sin necesidad alguna de emplear la fuerza". Los militares españoles -explica la Delegación del Gobierno- prestaron auxilio a los activistas, quienes "voluntariamente" declararon que actuaban "por motivaciones económicas".

Asegura la Delegación del Gobierno que no ha habido detenciones y acusa a un grupo de activistas antiespañol de convertir este hecho en un "acto de propaganda en contra de los intereses" de España.

"La Delegación del Gobierno recuerda las acciones diversas emprendidas por el mismo grupo con el ánimo de focalizar en Melilla y Ceuta acciones de tipo partidista y contrarías a la soberanía española de ambas ciudades", añade la nota.

Esta institución "lamenta y condena" los hechos que se han producido y los circunscribe a "intentos fallidos de tensionar y entorpecer las relaciones entre España y Marruecos".