José Bretón
Jose Bretón, padre de los dos niños de 2 y 6 años desaparecidos el 8 de octubre en Córdoba. Salas / EFE

José Bretón, el padre de Ruth y José, alega que "es totalmente falso e imposible" que en la hoguera podría haber restos óseos de sus hijos, desaparecidos desde el 8 de octubre, al tiempo que lo niega todo, según su abogado, quien cree que Bretón en "su foro interno está convencido de que esos no son sus hijos, ni de que haya restos humanos" en la hoguera de Las Quemadillas, analizada por forenses y uno de los investigadores de Atapuerca, que confirma que dichos restos son de un menor de 6 años de edad.

Así se ha defendido este lunes el padre de los niños, a través de su defensa, José María Sánchez de Puerta, quien lo ha visitado en la prisión tras conocer los últimos informes periciales. A tal efecto, el letrado advierte de que "si ahora la Policía diera marcha atrás y dijera que se ha equivocado en los dos informes emitidos, habría que decir cuatro palabras fuertes a la Policía Científica", dado que en los informes policiales se probaba que los restos óseos analizados en la hoguera de la parcela cordobesa eran de animales, algo que el juez, tal y como recuerda el letrado, "ha admitido desde un primer momento". Da por hecho que si fueran ciertos los nuevos informes tendrían que cambiar las imputaciones sobre Bretón

De este modo, Sánchez de Puerta se pregunta si "ahora la Policía ya no tiene solvencia ninguna o lo que la Policía ha hecho con sus medios no tiene valor ninguno", motivo por el que espera que el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, "no ponga en tela de juicio la labor que la Policía Científica ha efectuado durante estos diez meses", porque, "no olvidemos que la Policía Científica tiene unos medios enormemente efectivos para detectar esta clase de acontecimientos", a juicio del abogado.

Además, agrega que el juez del caso, José Luis Rodríguez Lainz, "en los muchos autos que ha dado hasta ahora, siempre ha venido reconociendo la hoguera como una falsa pista que Bretón había confeccionado, y sobre todo, ha admitido desde un primer momento que los restos orgánicos que había en la parcela no eran de personas".

En cualquier caso, da por hecho que si fueran ciertos los nuevos informes tendrían que cambiar las imputaciones sobre Bretón, de detención ilegal y simulación de delito a "dos delitos de asesinato con alevosía y el agravante de parentesco". Luego, "el panorama cambiaría ostensiblemente y la defensa sería totalmente distinta", algo de lo que Bretón es "consciente" y espera que "nunca se llegue a ese extremo".