El ministro de Economía, Luis de Guindos
El ministro de Economía, Luis de Guindos, acompañado por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Ángel Díaz / EFE

En una entrevista al diario International Herald Tribune el ministro de Economía ha asegurado que España solo necesitará usar 60.000 millones de euros del rescate financiero de 100.000 millones que ofreció en junio Europa.

Respecto al informe preeliminar de la consultora Oliver Wyman, que aseguró que las entidades españolas necesitarían una inyección de 62.000 millones de euros, el titular de Economía ha asegurado sobre el informe final que no cree "que vaya a ser muy diferente".

Se muestra optimista respecto al mercado inmobiliario y cumplir con los objetivos fiscales De Guindos ha descartado la idea de que algún banco español vaya a acabar cerrando: "el término liquidación implica que estás cerrando la tienda, pero no es el caso".

Luis De Guindos también se ha mostrado confiado en que el Banco Central Europeo compre bonos españolesy que " la acción va a "tranquilizar a los mercados y a suponer una importante ayuda", ha añadido que el Gobierno español entiende que la intervención del BCE "no supondrá relajar los esfuerzos de consolidación fiscal, tenemos que dar confianza al BCE de que vamos a cumplir nuestros compromisos".

El próximo mes puede ser decisivo para España, ya que el BCE tiene en su agenda tratar sobre un ambicioso programa de compra de bonos el próximo día 6 de septiembre. Mario Draghi, presidente del BCE,  adelantó en julio que "haría lo que fuese necesario" para preservar la unidad del Euro, lo que provocó un importante repunte de los mercados. Pero lo cierto es que en el BCE existe una importante división al respecto.

De Guindos aseguró al diario estadounidense que una larga recesión no impediría que España cumpliera sus objetivos fiscales. Ha asegurado que los ingresos por los impuestos están "en línea con nuestras proyecciones".

También se ha mostrado optimista sobre el mercado inmobiliario español: "en el caso de los precios de las propiedades, yo creo que la caída está terminando en ciertos segmentos de mercado. En algunas áreas urbanas estámos empezando a ver incluso escasez de oferta".