La Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos del Principado de Asturias lamenta y condena la muerte de un ejemplar de oso pardo que resultó atrapado en un lazo en el concejo de Cangas del Narcea.

El departamento que dirige María Jesús Álvarez considera que los avances registrados en la recuperación "de una especie emblemática como el oso pardo cantábrico no pueden verse amenazados por acciones ilegales como la colocación de lazos, que en nada benefician a la gestión de la naturaleza y que suponen una acción insolidaria con el conjunto de la sociedad".

Los servicios técnicos de la Consejería recibieron esta mañana una llamada que alertaba de la localización de un oso atrapado en un lazo en las proximidades de la localidad de Porley, en el municipio de Cangas del Narcea, según informa el Gobierno del Principado en nota de prensa.

El operativo se puso en marcha aunque finalmente no resultó posible salvar al ejemplar, un macho adulto de unos 70 kilos de peso que murió durante el rescate a pesar de que se adoptaron todas las medidas de cautela oportunas.

En el momento de la intervención, los técnicos encontraron al animal muy debilitado, tanto por el tiempo que permaneció atrapado en la trampa como por las heridas que el lazo le provocó en la pata delantera izquierda y por las condiciones climáticas.

El cuerpo del oso ha sido trasladado a Oviedo, donde se le practicará en los próximos días una necropsia que permitirá conocer las causas de la muerte con mayor exactitud.

Consulta aquí más noticias de Asturias.