La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha dictado una sentencia por la que se condena a la Administración a pagar a los familiares de Blanca G. O., que falleció de cáncer, un total de 30.000 euros como indemnización.

La resolución judicial considera que si bien un diagnóstico más precoz no hubiese conllevado la curación del proceso, sí hubiera permitido la aplicación de más eficientes medidas terapéuticas, según informó la Asociación El Defensor del Paciente.

En un principio fue tratada de gases y sometida a tratamiento farmacológico para la motilidad intestinal y antiflatulentos
La mujer fue atendida en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, al que acudió con dolores gástricos. En un principio fue tratada de gases y sometida a tratamiento farmacológico para la motilidad intestinal y antiflatulentos.

Como los dolores no desaparecían, la paciente acudió a la medicina privada siendo diagnosticada de un cáncer de estómago.

Lo importante de esta Sentencia --según  El Defensor del Paciente-- es la crítica que la Sala hace sobre la postura mantenida por la codemandada, la empresa de seguros Zurich España, S.A., que argumentaba que al tener la paciente una enfermedad gravísima e incurable, la Administración está exenta de responsabilidad cualquiera que sea el tratamiento prescrito.