La Junta de Gobierno de la localidad burgalesa de Valle de Mena ha acordado presentar alegaciones ante la Junta de Castilla y León por el "nulo ahorro económico y la cercenación de la autonomía municipal" que supondría el nuevo modelo territorial.

De esta forma, el Ayuntamiento menés ha decidido rechazar el documento de trabajo sobre el nuevo modelo de Ordenación del Territorio en la Comunidad, un documento que realiza reasignaciones competenciales "sin memoria económica que garantice su financiación".

Fuentes del Consistorio han informado a Europa Press de que su negación se debe a que el modelo "vulnera el principio de autonomía municipal y vacía de competencias los municipios menores de 20.000 habitantes".

Las autoridades del municipio, que tiene 43 pedanías y más de 120 núcleos de población, consideran que la decisión de la Junta no obedece a un criterio económico y se aleja "una vez más" de los ciudadanos del medio rural.

Además, el Consistorio también rechaza la creación de la figura denominada 'Distritos de Interés Comunitario', que añade "aún más confusión" a estas propuestas considerada por el equipo de gobierno menés como "improvisadas y totalmente descoordinadas".

Consulta aquí más noticias de Burgos.