Coleccionista de Barbies
La británica Marina Kochen tenía más de 4.000 'barbies'. EFE

Tenía 4.000 'barbies' en casa, pero nunca había jugado con ellas.

La coleccionista Marina Raebel heredó afición y muñecas de su madre, una diseñadora holandesa, Ietje Raebel, que empezó a reunir Barbies en 1960 como "intocables" juguetes para su hija. Pero nunca cumplieron su función.

Gracias a esto, Raebel ha podido subastar, en perfecto estado, la mayor colección del mundo de barbies, y embolsarse 165.597 euros con la venta.

La estrella del evento

Además de la dueña, el evento tuvo una clara triunfadora: una Barbie morena de 1965, que lucía un inusual modelo en rojo del vestido de noche con capa "Midnight Blue", combinado con guantes blancos, y que se ha convertido en el récord mundial de venta en subasta.

Lo que determinó el éxito de las muñecas fue lo que llevaban puesto

Esta Barbie, que salió con un precio estimado de unos 600 a 900 euros, alcanzó más de 13.000 euros, frente a los 4.320 que se llevó la muñeca original, la "Barbie número 1", también morena y ataviada con un mero bañador de estampado de piel de cebra, aros en las orejas y gafas de sol, y que lucía una cola de caballo.

"Lo que determinó el éxito de las muñecas fue lo que llevaban puesto", señaló una portavoz de Christie's, quien destacó el gran interés que había despertado la venta, con pujas en la sala, por teléfono y por internet.

Sueños de futuro

Barbie fue inventada por la estadounidense de origen polaco Ruth Handler, cofundadora de Mattel Toys, en 1959.

Su idea era crear una muñeca adolescente "con la que las niñas pudieran soñar sobre el futuro" al ver a su hija Bárbara jugar con muñecas de papel a las que hacía actuar no como bebés, sino como adultos.

Barbie, que debe su nombre a la hija de la creadora -su pareja, Ken, se llama como su hijo-, fue presentada en sociedad en la feria de juguetes de Nueva York, y durante el primer año de producción se vendieron 351.000 ejemplares.

Cada segundo se venden en algún lugar del mundo tres Barbie, una muñeca que ha representado 45 nacionalidades diferentes, ha tenido 95 profesiones -de paleontóloga a rockera, pasando por candidata presidencial- y hasta 43 mascotas, incluyendo perros, gatos, caballos, un loro, un chimpancé y un cachorro de león.