Los miembros de la Asamblea de Estudiantes han destacado "la pasividad y la frustación al no sentirse protegidos por la Polícia" tras los incidentes ocurridos con ocho encapuchados el pasado martes, 21 de agosto en la plaza Primero de Mayo.

Algunos representantes de este colectivo han acudido esta mañana a la Delegación del Gobierno y posteriormente al Ayuntamiento para pedir responsabilidades por esta situación ante ambas administraciones.

El portavoz de la Asamblea de Estudiantes de Logroño, Álvaro Villar ha explicado que "la Polícia sí nos cogía teléfono pero que la Local nos derivaba a la Nacional y viceversa".

Además, la Polícia Nacional les insistió en que "no tenían efectivos ya que estaban en el dispositivo de la Vuelta Ciclista y en la manifestación de los sindicatos". "Lo único que nos facilitaron era mandar una ambulancia, pero nos negamos ya que podíamos ir andando hasta el ambulatorio", ha dicho.

"Nos hemos enterado de la detención de uno de los ocho agresores por los medios de comunicación -ha añadido-, nadie de la Delegación nos ha informado". Además, "lo que nos parece preocupante es que fuimos atacados por una labor social, no realizamos ninguna labor política", ha señalado el portavoz.

Han realizado una instancia para solicitar una cita con el delegado de Gobierno en La Rioja, Alberto Bretón, que en estos momentos "no estaba disponible", y han insistido en que quieren "hablar con él para explicarle lo sucedido".

Para concluir, han solicitado "a todos los testigos que estaban presentes aquel día y vieron los hechos que acudan a la Policía y a avisen a la Asamblea de Estudiantes".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.