Plaza de toros
Imagen de archivo de una plaza de toros. Archivo

RTVE sigue completando su particular 'revolución' desde que el PP ganó las pasadas elecciones generales. Tras los recortes financieros de varios cientos de millones de euros, los cambios de programación y las polémicas sustituciones de periodistas y cuerpo directivo, el ente público ha decido volver a retransmitir corridas de toros, seis años después de que fueran eliminadas para proteger la infancia (pues se solían programar en horario infantil) y por el alto coste que tenía su emisión.

La medida ya se venía preparando desde hacía meses. En concreto desde febrero de este año, cuando se dieron a conocer los cambios en el Manual de Estilo (que en 2010 incorporó los argumentos para la prohibición arriba mencionados), que fue modificado para eliminar la referencia expresa a los toros dentro de la sección de 'violencia con animales', lo que fue interpretado como un paso previo a la medida anunciada ahora.

En febrero se cambió el manual de estilo del ente para eliminar la referencia a 'violencia con animales'La cadena pública ha confirmado que a la primera retransmisión, que será con motivo de la Feria de Valladolid, le seguirán "una breve pero simbólica serie de festejos taurinos, todos de gran tradición". El argumento para recuperar las corridas que ha ofrecido TVE es que "un festejo de esta categoría debe ponerse a disposición de todos los aficionados españoles". El ente estima que "la audiencia potencial que puede congregar en torno a este cartel [en referencia a la primera corrida en Valladolid] justifica por sí misma su retransmisión".

Protección de la tauromaquia, IVA...

Esta no es la primera medida controvertida del Gobierno con respecto a las corridas de toros. En su primera comparecencia como ministro de Cultura, José Ignacio Wert anunció una nueva Ley de Mecenazgo, que incorporaría ayudas a las asociaciones relacionadas con el mundo del toro, en lo que el propio Wert vino a llamar "puesta en valor" de la tauromaquia.

Además, recientemente, cuando el Gobierno anunció la subida del IVA que entrará en vigor en septiembre, los toros se quedaron fuera de la subida general de todos los ámbitos relacionados con la cultura, que pasarán de ser gravados con un tipo reducido del 8% a serlo con el 21%.