Sus padres fueron pioneros en el asociacionismo de familias con esta problemática y, a principios de los años 70, con sólo 15 años, Francesc se involucró de lleno. Empezó a entrenar a chavales disminuidos psíquicos en varias modalidades deportivas y a organizar competiciones con otros equipos. Ahora, tras 35 años dedicados a este mundo, preside la organización Special Olympics Catalunya.

«Catalunya, con 4.000 federados, es líder en el deporte para los disminuidos psíquicos. Tenemos competiciones en 14 modalidades, mientras que en el resto de España se practican sólo cuatro», explica Francesc Martínez. Este hombre también dirige en el barrio de Sant Andreu la cooperativa Taller Escola Barcelona (TEB), que da trabajo a 700 personas, entre ellas, 550 con disminución. Es decir, que la vida de Francesc gira totalmente sobre este colectivo.

En los años 70 fue uno de los fundadores de la Federació Catalana d’Esports per a Disminuïts. «En 1983 conseguimos las primeras subvenciones y un local, gracias a los primeros traspasos de competencias a la Generalitat», recuerda.

En 1990 se creó Special Olympics España, institución que también presidió Francesc Martínez. Esto pasaba dos años antes de los Juegos Olímpicos de Barcelona, «un evento que cambió la percepción hacia las personas con disminución psíquica», apunta Francesc.

Efectivamente, 1992 fue la primera ocasión en que en un mismo año y ciudad se celebraron las tres ediciones de los Juegos, los Olímpicos, los Paralímpicos y los Special.

Desde la presidencia de Special Olympic España, Francesc Martínez creó las condiciones para que la marca pudiera descentralizarse hacia las comunidades autónomas. Este proceso desembocó hace unas semanas en la creación de Special Olympics Catalunya. «Ahora tenemos selecciones catalanas, ja, ja», bromea Francesc. xavi casinos

Próxima entrega: Antoni Alarcón. El biólogo que devolvió vida marina al mar de Barcelona