La Policía Nacional ha detenido a un joven de 19 años por robar un martillo mecánico valorado en 3.000 euros del domicilio de la pareja sentimental de su madre.

El joven, I.A.T., tenía la llave de la casa, ubicada en San Román de la Llanilla, ya que se la había facilitado su madre. Sin embargo, no esta autorizado a entrar a la vivienda si no se encontraba en su interior alguno de sus miembros, han precisado fuentes policiales en un comunicado.

El chico, que fue detenido el pasado día 22, carecía de antecedentes y quedó en libertad con la obligación de presentarse ante el juez cuando sea requerido para ello.

Los hechos ocurrieron sobre las 23 horas del 13 de agosto, cuando el propietario de la vivienda y su pareja sorprendieron al hijo de ésta, que abandonaba la casa pese a que no tenía permiso para entrar si no estaban ellos.

Encontraron los cajones del dormitorio principal revueltos y lo único que echaron en falta fue un martillo mecánico de la marca 'Canco' valorado en 3.000 euros, que guardaban en el garaje.

Como explicación, el joven les dijo que "pasaba por allí" y que había encontrado "la puerta abierta".

El hecho fue denunciado y el día 22 el chico fue detenido por efectivos de la Policía Judicial. Tras prestar declaración, quedó en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.