Izquierda-Ezkerra ha presentado una proposición de ley para "impedir" la financiación de los centros educativos privados que segregan por razón de sexo en Navarra, al considerar "ilegal" financiar con fondos públicos los centros que separan a los alumnos.

En un comunicado, la coalición ha explicado que ha decidido volver a presentar esta iniciativa "a raíz de las sentencias dictadas por el Tribunal Supremo que excluyen a los centros que segregan por razón de sexo de la posibilidad de concertar con la administración pública competente su sostenimiento con fondos públicos".

Con esta proposición de ley, Izquierda-Ezkerra, que espera contar con el apoyo del resto de grupos de la oposición, quiere asegurar que "los centros navarros subvencionados con fondos públicos no discriminen al alumnado por razón de sexo en el proceso de admisión", además de "impulsar el principio de coeducación en los centros educativos".

"Respetamos cualquier opción que desde la iniciativa privada se pueda ofrecer, pero tenemos claro que las opciones y los modelos que no responden a los requisitos exigidos por la ley no se debe subvencionar con fondos públicos", ha sostenido la coalición de izquierdas.

En su opinión, es "ilegal" financiar con fondos públicos los centros que separan en función del sexo y considera que "este modelo de enseñanza atenta contra el principio de coeducación y contra el fomento de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres".

"El sexo de las personas es una condición que jamás debe suponer desigualdad o discriminación para acceder a la educación", ha defendido I-E, para señalar que "la escuela es transmisora de valores, actitudes y normas que contribuyen a la formación integral de los individuos en condiciones de igualdad".

Consulta aquí más noticias de Navarra.