Mallorca permanecerá este jueves en alerta naranja, mientras que el resto de islas continuarán en alerta amarilla, por altas temperaturas que pueden alcanzar los 39 grados en la localidad mallorquina de Sa Pobla y los 36 en Palma y Lluc, según la previsión de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Cabe recordar que la Dirección General de Interior, Emergencias y Justicia del Govern activó la alerta amarilla por altas temperaturas en Mallorca el pasado jueves, mientras que el pasado viernes la hizo extensible a Menorca e Ibiza y Formentera. Además, ha sido este miércoles cuando ha incrementado a alerta naranja la de Mallorca.

En una situación de alerta amarilla por temperaturas altas, la Dirección General de Emergencias recomienda a los ciudadanos que no hagan actividades que exijan un esfuerzo físico importante y, si es necesario hacerlas, debe haber una hidratación previa y beber de dos a cuatro vasos de agua fresca cada hora.

Asimismo, aconseja planear las actividades por la mañana o al atardecer cuando las temperaturas no son tan altas y no dejar a los niños, ancianos o animales en coches con las ventanas cerradas.

En caso de que se tenga a cargo a gente mayor, recomienda vigilar estrechamente su situación física y animarla a beber líquidos, aunque no tengan sed supervisando la aparición de algún posible síntoma de deshidratación.

Por otro lado, aconseja evitar la cafeína y las bebidas alcohólicas; mantener las ventanas y persianas cerradas para proteger la vivienda del calor; beber mucha agua sin esperar a tener sed; utilizar ropa ligera y no ajustada y usar protección contra los rayos solares, al menos, 30 minutos antes de la exposición al sol.