La Policía Local de Santander ha denunciado anoche a 25 personas por consumir alcohol en la calle, así como a tres establecimientos, dos bares y un comercio, por molestar a los vecinos y, en alguno de los casos, rebasar el horario o no presentar la licencia de apertura.

Según ha informado la Policía Local en un comunicado, a requerimiento de los vecinos, se establecieron 15 controles, dispersando a las personas que bebían en la vía pública.

Por otra parte, los establecimientos denunciados en la pasada jornada por la Policía Local estaban situados en las calles Garmendia, Lope de Vega y Daoíz y Velarde y en los tres casos tenían la música alta, por lo causaban molestias al vecindario.

Además, el ubicado en la calle Garmendia, que era un establecimiento comercial, fue denunciado, además de por tener la música en un tono elevado, por no presentar la licencia de apertura.

Las denuncias a los dos bares, el de la calle Lope de Vega y el de Daoíz y Velarde, se produjeron a las 00.35 y a las 3.25 horas, respectivamente. El segundo de ellos había rebasado su horario de cierre.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.