El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Cáceres condena y lamenta las pintadas que han aparecido en algunas zonas de la Ciudad Monumental cacereña, que suponen un "auténtico atentado contra el patrimonio de la ciudad y contra sus propios ciudadanos".

La parte histórica de la ciudad, explica el ayuntamiento, "no es solo la joya de Cáceres, es también su símbolo principal y fuente directa de generación de tejido social, empresarial y económico, por lo que un ataque contra su arquitectura es un ataque a cada uno de los vecinos de esta ciudad".

El equipo de gobierno del ayuntamiento, a través de la Policía Local, va a poner "todo su esfuerzo" para identificar a los autores de cualquier tipo de atentado en cualquier lugar de la ciudad, pero "máxime cuando se trata de un delito que afecta a un casco histórico declarado Patrimonio de la Humanidad".

En este sentido, recuerda que este tipo de actos está regido por la Ordenanza Municipal Reguladora de la Convivencia Ciudadana y de la Protección del Entorno Urbano, nacida con motivo de proteger "la ingente y relevante cantidad de construcciones y edificios de un valor histórico, artístico y monumental de indudable importancia" de la ciudad.

La ordenanza expone que cuando estas conductas "se lleven a cabo sobre calzadas, aceras o muros del recinto de la Ciudad Monumental o sobre paramentos de edificios incluidos en el catálogo del Plan de Protección Especial del Patrimonio histórico, artístico y monumental de la Ciudad de Cáceres, se entenderá agravada especialmente la responsabilidad del infractor".

Infracción "muy grave"

Así, el artículo 28 califica como infracción "muy grave" en su punto 4 la realización de pintadas o grafismos en cualquier parte de un edificio o monumento de interés cultural, histórico o artístico, así como sobre aceras, calzadas o muros de la Ciudad Monumental.

Para este tipo de infracciones se establece una sanción pecuniaria que va desde los 1.500 a los 3.000 euros, así como abonar el coste de la reparación o reposición de los bienes dañados. En caso de ser menor de edad o inimputable el autor, serán responsables los padres, tutores o quienes tengan la custodia legal de aquél.

Finalmente, el equipo de gobierno lanzó un mensaje de concienciación a todos los cacereños, porque "la Ciudad Monumental es patrimonio de los vecinos de esta ciudad y de toda la humanidad, y porque ataques como el sufrido estos días no pueden volver a producirse".

Consulta aquí más noticias de Cáceres.