La diputada nacional del PP y alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, ha criticado la actitud de la Diputación de Ciudad Real y de su presidente, Nemesio de Lara, en relación con el incendio en el Parque Nacional de Cabañeros, que ha quemado unas 400 hectáreas.

Romero ha lamentado que De Lara no se haya acercado a ver cómo estaba la situación, dado que el incendio, que se inició en Navas de Estena (Ciudad Real) y llegó hasta Navalucillos (Toledo), ha repercutido en la provincia de Ciudad Real.

La dirigente 'popular' ha contrapuesto esta actitud con, ha dicho, la mantenida por la presidenta de Castilla La Mancha, María Dolores de Cospedal, que ha acudido al incendio de Cabañeros y también a otros sucedidos en las provincias de Guadalajara y Albacete.

Romero ha señalado que "todos hemos colaborado" en la extinción, en referencia a la participación del Grupo de Voluntarios de Protección Civil del Ayuntamiento de Ciudad Real en la extinción del fuego.

Romero ha comparado la actitud de la Diputación y de De Lara con la mantenida por el anterior Gobierno regional cuando se produjo el incendio en Riba de Saelices (Guadalajara) en julio de 2005.