El Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols (Girona) sancionará con multas que pueden ir desde 50 a 300 euros a aquellas personas que no hagan caso de los carteles de prohibición y fumen en las dos zonas de la playa que se han habilitado para no fumadores.

La iniciativa ha sido bien aceptada por los turistas y vecinos del municipio: uno de ellos, Joaquín, ha explicado a Europa Press que es una medida buena porque "no hay que imponer el humo a los demás".

Otra de las vecinas, Irene, ha explicado que es una buena iniciativa para las personas que van con niños a la playa y ha añadido que "acabará pasando como en los bares, que la gente se acostumbra a no fumar".

Por su parte, Josefina ha considerado muy correcto que haya playas donde no se puede fumar pero ha añadido que las multas de hasta 300 euros son "un poco excesivas"; del mismo modo ha opinado Carmen que ha asegurado que "se pasan un poco" si sancionan con esa suma.

Dolores ha comentado que a pesar de que hace unos días que está el cartel pidiendo que no se fume en la playa, ella ha visto a personas que siguen con el cigarrillo, y ha señalado que no ha visto a "ninguna persona que esté vigilando si se fuma o no".

Consulta aquí más noticias de Girona.