Ni detenidos, ni interrogados. La Guardia Civil ha desmentido este jueves a la delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, que aseguró que ya se habían producido arrestos en relación con el incendio de La Gomera, que ha arrasado más del 10% de la superficie de la isla.

La delegada rehusó dar detalle alguno sobre las supuestas detenciones, como el número de arrestados, quiénes o cuál era su grado de implicación, alegando que eso podía "perjudicar a la investigación", pero recalcó que la Guardia Civil estaba poniendo todo el celo exigible para intentar aclarar el origen del fuego.

Se tiene que seguir investigando y ni siquiera significa que sea intencionado"Hay detenciones, pero que haya una detención no significa que esa persona sea culpable. Se tiene que seguir investigando y ni siquiera significa que sea intencionado, porque puede haber diferentes grados. No es lo mismo que uno prenda fuego a que uno esté en una barbacoa y cometa una negligencia", añadió.

Este jueves, sin embargo, fuentes de la Benemérita han confirmado que han tomado declaración a diversas personas sobre el origen del incendio en el marco de su investigación, pero que de momento no se ha producido ninguna detención. Los agentes de Tenerife, encargados de investigar el origen del fuego, tampoco han interrogado a nadie.

Hernández Bento reconoció el miércoles que le han sorprendido, y que no las puede entender, las declaraciones realizadas por el presidente de Canarias, Paulino Rivero, al exigir a las Fuerzas de Seguridad la "máxima presión" y al reclamar una actuación "ejemplar", porque considera que los fuegos son intencionados.

"Me sorprende que el presidente del Gobierno de Canarias haga ese tipo de declaraciones. No se puede poner en cuestión el trabajo de la Guardia Civil en unas circunstancias tan complicadas como las que estamos viviendo todavía", ha recalcado la delegada.

En este sentido, ha subrayado que los 111 guardias civiles desplazados en estos momentos en La Gomera -el doble de la dotación habitual de la isla- no sólo trabajan para esclarecer los incendios, sino que están prestando asistencia a la población, han participado en las operaciones de evacuación, controlan las carreteras y ayudan en todo lo necesario para la extinción del fuego.

A su juicio, en estos momentos "poner la lupa en lo que hacen los otros, cuando tú tienes competencias y responsabilidades en la extinción del incendio, pues no parece lo más justo, la verdad". Hernández Bento ha instado a Paulino Rivero a que si tiene cualquier dato sobre el origen intencionado de un incendio, lo ponga en conocimiento de las Fuerzas de Seguridad, un llamamiento que hace extensivo a la población.

La delegada comparte con Rivero que quien provoca un fuego en el monte a propósito es un "desalmado" y que resultan "sorprendentes" situaciones como las que se han vivido este miércoles, con ocho conatos de incendio en Tenerife en un solo día, algunos de ellos de noche.

"Es sorprendente y claro que tenemos sospechas. Es que un incendio de noche es difícil, de día todavía: las altas temperaturas, un cristal, en fin, mil circunstancias... pero de noche es más complicado. Se pueden tener sospechas y se pueden investigar, pero de ahí a concluir que son intencionados... yo desde luego no lo puedo concluir", ha remarcado Hernández Bento.