Xátiva
Una imagen general de Xátiva con la Seo en primer plano. Generalitat Valenciana

Xàtiva es una de las cunas del Reino de Valencia, en el que llegó a competir en importancia durante el Medievo con Orihuela e incluso con la propia Valencia.

A pesar de que Xàtiva sufrió un devastador incencio provocado por las tropas de los Borbones hace tres siglos, durante la Guerra de Sucesión, han llegado a nuestros días muchos vestigios, estructuras e incluso parte del trazado urbano anterior, con herencias medievales cristianas e islámicas, pero incluso también romanas. Actualmente una exposición pictórica conmemora precisamente este incendio y saqueo, consecuencia de la Batalla de Almansa, en el Museo de l’Almodí.

Conjuga la tradición árabe con la cristiana en una apasionante amalgamaLa iglesia de San Francisco, el Monasterio de Santa Clara y su estructura castellar, que en realidad comprende dos castillos (el mayor y el menor) que dominan un escarpado risco sobre el que se domina la antigua vía romana, por la que transitó Aníbal, son tres paradas imprescindibles en una ciudad que deja ver en sus calles la época islámica y que, como otras muchas, conjuga esta tradición, herencia y urbanismo con la cristiana en una apasionante amalgama medieval.

Un ejemplo claro de la estructura y evolución de la ciudad es la calle de la Moncada, que pese a mostrar una cara remozada conserva su trazado intrincado y algunos de los muchos palacios  que se construyeron a lo largo de los siglos en Xátiva, concentrados en su mayor parte en esta céntrica zona.

La colegiata, también conocida como la Seo de Xàtiva y el Patio del Almodíon son otros dos ejemplos de la heterogénea herencia de una ciudad que ha crecido en las últimas décadas ya con patrones modernos, pero que ha sabido conservar su casco histórico.

Algunas pistas

Dónde comer: Restaurante Montecañada, Salones Alameda, Asador La Bellota
Dónde dormir: Mont-Sant, Casa Aldomar, Hotel Rural La Sitja
Fiestas: Fallas (19 de marzo), Feria de Agosto, Corpus Christi, Semana Santa