Serna dice que los recortes en las ayudas a libros se "compensan" con el mantenimiento de la calidad educativa

El titular de Educación achaca la medida a la caída de recursos, pero destaca que se mantiene el número de profesores y alumnos por aula
Miguel Ángel Serna
Miguel Ángel Serna
EUROPA PRESS

El consejero de Educación, Cultura y Deporte de Cantabria, Miguel Ángel Serna, ha explicado este martes que la "difícil" decisión de recortar las ayudas para la compra de libro de textos, —que este curso pasarán de los 4 millones previstos a cerca de un millón y se destinarán a las familias "más desfavorecidas—, se debe a la necesidad de "priorizar" por la crisis económica, ya que los recursos disponibles "son menores" que en años anteriores.

No obstante, Serna ha destacado que esta medida se va "compensar" con el mantenimiento de la calidad educativa, ya que se va "procurar" que el número de profesores en los centros y de alumnos en las aulas de Cantabria sea similar al de cursos anteriores.

En declaraciones a los periodistas tras visitar las obras del colegio público Palacio de Noja, el consejero ha explicado que además de la caída de ingresos en la región, el Gobierno central ha reducido de 1,1 millones a "algo más" de 200.000 euros la cuantía que destina a esta Comunidad Autónoma en concepto de subvenciones para la adquisición de material escolar.

Ante la coyuntura actual, el departamento que dirige Serna ha optado por "priorizar" la "calidad" de la educación, que se va a mantener, entre otras cosas, porque también se va a mantener el número de profesores en los centros y de alumnos en las aulas, ya que se ha procurado que estos índices se vean "menos" afectados por los ahorros que tienen que hacer Gobierno y Consejería.

Así, en Cantabria han aplicado estas medidas de la manera "menos lesiva" posible, de modo que el próximo año académico habrá "prácticamente los mismos interinos que el curso pasado".

En este sentido, el titular de Educación —que entiende "perfectamente" que las familias y asociaciones de padres "no vean con buenos ojos" los recortes a las ayudas para libros— ha defendido que esta medida se va "compensar" con el hecho de "conservar" puestos de trabajo, ya que la estabilidad del profesorado es "prioritario".

"Lo hemos hecho a propósito", ha comentado Serna, para señalar en cualquier caso que la compra de libros también es una "prioridad", pero que "se puede resolver de otras maneras", como la puesta en marcha de 'bancos de libros' en los centros, para que los que no sean usados ya por las familias pasen a otros niños que los necesiten.

Se trata, como ha añadido, de una manera de "ser solidarios" entre unas familias y otras, y hacer frente a una situación en la que los recursos "son escasos".

Estas medidas suponen, como ha concluido el consejero, una "decisión difícil" de los responsables políticos pero, al mismo tiempo, constituyen "una responsabilidad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento