Las barbacoas del Carranza pierden afluencia en una noche sin incidentes reseñables

El Ayuntamiento destaca que la noche del sábado se salda con apenas una decena de intoxicaciones por alcohol y sin detenciones

Las tradicionales barbacoas que se celebran en la playa de la Victoria de Cádiz con motivo del trofeo Ramón de Carranza han estado marcadas este año por un notable descenso en la afluencia de personas con respecto al anterior, congregándose unos 36.000 asistentes frente a los 50.000 del verano pasado, así como por la ausencia de incidentes reseñables.

El concejal delegado de comunicación del Ayuntamiento de Cádiz, Juan José Ortiz, ha explicado en una rueda de prensa que la noche de este sábado ha transcurrido con "normalidad", por lo que ha trasladado su agradecimiento tanto a los cuerpos de seguridad que han realizado labores de vigilancia durante la noche como a los asistentes, que por lo general "han cumplido con las recomendaciones municipales".

Así, un total de 80 agentes de la Policía Local han estado de servicio durante la celebración de las barbacoas repartidos por turnos, desde las 20,00 horas del sábado hasta la mañana del domingo, controlando que no se realizaran parcelaciones en la playa, que los asistentes respetaran la zona acotada para la concentración —entre los módulos 2 y 4— y que no se produjeran altercados.

Por su parte, los servicios sanitarios han realizado un total de 67 asistencias durante la noche, la mayoría relacionadas con cortes en manos o pies. Desde el Consistorio han reseñado que tan sólo nueve de las 67 asistencias han sido por intoxicaciones etílicas, una cifra anecdótica respecto a las 36.000 personas concentradas en la playa durante una noche en la que es habitual el consumo de alcohol.

En torno a las 5,45 horas, los agentes de la Policía Local, con el apoyo de una veintena de efectivos de Protección Civil, Guardia Civil y Policía Nacional, han comenzado a desalojar la playa y las calles aledañas para permitir la entrada de camiones de limpieza y operarios, quedando prácticamente vacía para las 7,00 horas.

20

Toneladas menos de basura

En total, han sido 30 toneladas de basura las que se han recogido durante la mañana, una cifra significativamente menor que las 50 toneladas recogidas el año anterior. Desde el Ayuntamiento atribuyen este descenso a la menor afluencia de personas y a que la marea ha estado alta durante toda la noche, lo cual reduce el espacio para congregarse.

Asimismo, han destacado que la limpieza se ha efectuado "muy rápidamente" gracias al trabajo de 190 efectivos con diez tractores de remolque, labor que ha sido facilitada por la colocación de bidones de refuerzo para la basura, que han sido utilizados por los asistentes para dejar sus residuos.

Según ha señalado Ortiz, a las 10,00 horas la playa estaba totalmente limpia, y pocas horas más tarde, repleta de bañistas como una jornada normal. No obstante, las labores de limpieza se prolongarán hasta las 21,00 horas, también por las zonas aledañas.

La tradición pierde adeptos

Por último, a pregunta de los periodistas por la pervivencia de esta tradición dada la caída en la afluencia de asistentes, Ortiz ha recordado que esta celebración no está organizada por ninguna administración pública, sino que procede de la costumbre originada hace años por parte de aquellos aficionados al fútbol que acudían a la playa con su transistor para seguir desde allí el torneo, aseverando que el Ayuntamiento "sólo se encarga de controlar que transcurra con normalidad".

El delegado de comunicación también ha indicado que en la Jefatura de la Policía Local se encuentran 84 objetos, entre ellos carteras, mochilas o llaves; que han sido hallados en la playa, por lo que ha instado a aquellos que hayan perdido alguna pertenencia durante la noche a que acudan a las dependencias policiales por si pudieran recuperarla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento