Informe de la Junta apunta que si hubiera bajado la jornada laboral se habría evitado la caída de ocupación en la crisis

La jornada laboral media por empleado en Andalucía y España durante la crisis, entre 2008 y 2010 se incrementó, frente al descenso registrado en la Zona Euro, según un informe hecho público por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, donde se apunta que si la jornada laboral media por empleado hubiera bajado en Andalucía y España, como sí ocurrió en el resto de Europa, "la destrucción de empleo en estos dos años hubiera sido menor", de forma que "se hubiese podido evitar casi el 20 por ciento de la caída de la ocupación en Andalucía y España en estos dos años".

La jornada laboral media por empleado en Andalucía y España durante la crisis, entre 2008 y 2010 se incrementó, frente al descenso registrado en la Zona Euro, según un informe hecho público por la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, donde se apunta que si la jornada laboral media por empleado hubiera bajado en Andalucía y España, como sí ocurrió en el resto de Europa, "la destrucción de empleo en estos dos años hubiera sido menor", de forma que "se hubiese podido evitar casi el 20 por ciento de la caída de la ocupación en Andalucía y España en estos dos años".

Este informe, recogido por Europa Press, explica que los períodos recesivos de la economía "llevan aparejados normalmente ajustes en el empleo, de mayor o menor intensidad, según las características de los mercados laborales".

Agrega que en la economía española en general, y en la andaluza en particular, el último período recesivo, de contracción de la actividad, han sido los años 2009 y 2010, cuando se registró un descenso acumulado del PIB en términos reales en torno al cuatro por ciento (-3,8 por ciento en España y -4,3 por ciento en Andalucía).

Precisa que en estos dos años, la reducción de la población ocupada "más que duplicó la del PIB", lo que se tradujo a su vez en una caída del cómputo global de horas trabajadas.

En el conjunto de la Eurozona, y en un contexto en el que el PIB también mostró una caída, el ajuste del empleo "fue significativamente de menor intensidad, concretamente del -2,3 por ciento, es decir, de una magnitud similar a la del PIB".

El informe apunta que "una de las razones que explican este comportamiento diferencial entre el PIB y el empleo en España y Andalucía, y la Zona Euro, es la evolución de la jornada media por ocupado durante la crisis".

Así, explica que entre 2008 y 2010, la jornada media por ocupado experimentó una reducción del 1,2 por ciento en la Zona Euro, frente a aumentos del 0,7 por ciento y 0,6 por ciento en Andalucía y España, respectivamente.

El informe precisa que este aumento de la jornada en España y Andalucía "constituye además una excepción en la Eurozona, ya que junto con Portugal, Eslovenia y Eslovaquia, son los únicos territorios donde esto sucede, mostrando el resto de países caídas".

En ese sentido, indica que "si en España la jornada media por empleado hubiese evolucionado igual que en la Zona Euro, con una reducción (-1,2 por ciento), en vez de aumento (0,7 por ciento), y considerando el número total de horas efectivamente realizadas, la destrucción de empleo en estos dos años hubiera sido menor".

Precisa que, en concreto, "se habrían destruido 356.300 empleos menos, de los cuales 49.500 corresponderían a Andalucía", es decir, "se hubiese podido evitar casi el 20 por ciento de la caída de la ocupación en Andalucía y España en estos dos años".

Para la Junta, estos resultados "muestran la necesidad de potenciar el uso de nuevas formas de empleo, incluyendo el empleo a tiempo parcial, para paliar los efectos más negativos del desempleo en determinadas circunstancias económicas y para determinados colectivos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento