Un exteniente del EDOA se habría quedado con 3.000 euros de Fondos Reservados, según el juez

Uno de los guardias civiles procesados por el Juzgado de Instrucción número 11 de Málaga por, supuestamente, ofrecer cobertura a narcotraficantes, el teniente responsable en el momento de los hechos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) del instituto armado de Málaga, se habría apropiado presuntamente de 3.000 euros de los denominados Fondos Reservados.

Uno de los guardias civiles procesados por el Juzgado de Instrucción número 11 de Málaga por, supuestamente, ofrecer cobertura a narcotraficantes, el teniente responsable en el momento de los hechos del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidrogas (EDOA) del instituto armado de Málaga, se habría apropiado presuntamente de 3.000 euros de los denominados Fondos Reservados.

Según consta en el auto de procesamiento dictado por el titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Málaga, Juan Francisco Ramírez Barroso, el entonces teniente habría acordado que un confidente tendría derecho a una retribución por su colaboración en una operación contra el narcotráfico desarrollada en febrero de 2010.

Así, en la citada actuación, el teniente habría propuesto y lograría que se le concediera, en el seno de la Unidad Central Operativa (UCO), que se le abonase una retribución de 3.000 euros al confidente, según ha publicado este domingo 'El Mundo' en la edición de Málaga.

Al parecer, el teniente habría tratado de mantener una cita para abonar la cantidad, utilizando para ello a otro de los agentes procesados. Tras varias gestiones el teniente habría conseguido que el confidente se personara en la Comandancia de la Guardia Civil pero en la conversación que mantuvieron el confidente habría renunciado a cobrar "los 2.000 euros que según acuerdo con el teniente le correspondían por su intervención, en lugar de los 3.000 euros que se le habían asignado oficialmente", según el auto.

No obstante, "a fin de evitar devolver el dinero", ambos implicados habrían acordado que el confidente firmara el recibí de 3.000 euros "a fin de justificar que se los había llevado".

También el juez acusa al teniente del EDOA de haber mantenido relación con otros confidentes que le habrían aportado "información de interés policial que, sin embargo, no ha derivado en ninguna investigación" del grupo que dirigía.

El teniente responsable del EDOA, unidad de élite de la Guardia Civil especializada en crimen organizado y tráfico de estupefacientes, fue detenido el 16 de diciembre de 2010 por agentes de la Unidad de Asuntos Internos, que investigaban una presunta trama relacionada con el narcotráfico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento