La planta de Mutriku, la primera comercial europea que genera energía con las olas, ha producido en un año 200.000 kWh

Se inauguró en julio de 2011 con una inversión de 2,3 millones de euros

La planta de Mutriku para la generación de energía eléctrica mediante las olas del mar, la primera europea, ha producido en un año 200.000 kWh, electricidad para abastecer el consumo de 200 personas, una cifra que parece reducida pero es importante para una nueva fuente de energía de este tipo, según ha informado el Departamento vasco de Industria.

Esta central supone un hito en el avance de esta fuente energética y, además, un atractivo para la localidad guipuzcoana, que ha visto multiplicar las visitas técnicas de empresas, estudiantes y turistas para conocer esta innovadora planta.

Según ha informado la Consejería de Industria, la instalación para el aprovechamiento energético de las olas de Mutriku fue inaugurada el 7 de julio de 2011 por el lehendakari, Patxi López, y supuso situar a Euskadi en la punta de lanza del sector energético marino. La planta demostrativa de la validez de esta tecnología cuenta con 15 turbinas generadoras que suman 300 kW de potencia instalada. Requirió una inversión de 2,3 millones de euros.

Tras un año en marcha y un minucioso análisis de su funcionamiento, se ha constatado la buena respuesta de la planta a las diferentes situaciones del mar. Durante este segundo año de funcionamiento se espera afinar aún más el ajuste para su funcionamiento óptimo.

Mutriku es una planta de tecnología innovadora de la que hasta la fecha no se contaba con ninguna experiencia comercial previa. Una apuesta que, aunque con una tecnología "ya madura, requiere de un minucioso análisis, experiencia y conocimiento de su funcionamiento en condiciones reales". Durante este primer año, la respuesta de la planta en diferentes situaciones ha sido supervisada por los operadores de la planta antes de restituir el control a modo automático.

La producción de la planta en el primer año ha alcanzado los 200.000 kWh/año y durante el segundo año, una vez comprobada la fiabilidad de funcionamiento del programa de control, el funcionamiento de la planta pasará al modo automático y, con ello, la producción óptima, calculada en 600.000 kWh/año, equivalente al consumo de 600 personas.

INCIDENTES

El temporal sufrido a mediados de diciembre de 2011 fue el único incidente de entidad registrado en el año. El primer temporal importante desde su puesta en marcha obligó a parar la planta por precaución para protegerla ante las grandes olas que se avecinaban. Tras el temporal se pudo comprobar la buena respuesta del diseño estructural para proteger la parte de generación de energía, que no sufrió ningún daño.

Sin embargo, la caseta de control, situada detrás del dique, sí resulto dañada por las olas que sobrepasaron el rompeolas y reventaron las puertas de la caseta en su caída, inundando la sala de control.

Este incidente obligó a sustituir las puertas dañadas y a colocar unas antepuertas más robustas para evitar que se repita un incidente similar. Esto mantuvo la planta fuera de operación hasta la segunda semana de marzo, precisamente en los meses en los que este tipo de plantas genera más energía, lo que explica también la menor producción respecto a las previsiones iniciales.

Interés social y empresarial

Durante este primer año de funcionamiento también se ha podido constatar el notable interés que ha despertado esta planta pionera en su tipo. Mes a mes se están recibiendo solicitudes para visitar la planta desde diferentes ámbitos y con origen muy diverso, que han alcanzado las 500 personas.

Grupos empresariales de países europeos, expertos asistentes a congresos internacionales, empresas tecnológicas del sector de la energía, grupos universitarios, colegios, asociaciones culturales e incluso turistas han solicitado visitar la planta. Por este motivo, antes de finalizar este verano se acondicionará la planta para acoger visitas que serán gestionadas a través de la Oficina de Turismo de Mutriku.

Con ello, el municipio podrá gestionar esta instalación dentro de su oferta turística y profesional y ofrecer un valor añadido más a sus visitantes.

El Biscay Marine Energy Platform o bimep es la piedra angular de la estrategia del Gobierno vasco para el desarrollo de las energías marinas en Euskadi. Se trata de una instalación en mar abierto ubicada frente al puerto de Armintza que contará con todos los elementos tecnológicos necesarios y cables submarinos que permitirán probar dispositivos de generación de energía flotantes en condiciones reales.

Para su gestión, en diciembre de 2011 se creó la sociedad pública Bimep S.A., participada por el Gobierno vasco a través del EVE con un 80 por ciento y el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía dependiente del Ministerio de Industria) con un 20 por ciento.

A día de hoy el proyecto sigue avanzando, los suministros principales ya han sido contratados y ya dispone de la autorización administrativa y la declaración de utilidad pública, que se suman a la autorización ambiental del Ministerio de Medio Ambiente, así como a la aprobación del proyecto por parte del Ministerio de Industria, permiso que permite el comienzo de las obras antes de que finalice el verano. Se espera su entrada en funcionamiento en otoño de 2013 y cuenta con unas inversiones previstas de 20 millones de euros.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento