Cáncer de mama
Un médico examina el pecho de una mujer. GTRES

El cáncer de mama es el crecimiento desenfrenado de células malignas en el tejido mamario. Es el tumor más frecuente en las mujeres occidentales. En España se diagnostican alrededor de 22.000 nuevos cánceres de mama al año. Sin embargo, el cáncer de mama se puede prevenir y curar.

Como siempre recuerda la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), un riesgo medio de padecer cáncer de mama puede reducirse cambiando los factores de riesgo modificables: llevar una vida saludable, con ejercicio físico regular, dieta equilibrada, evitando el alcohol y no fumando.

Al respecto, el coordinador de la Unidad de Mama de la Clínica Ruber de Madrid, el doctor Antonio Sierra, cree que la población tiene que estar concienciada de que la prevención y la detección precoz es importante para evitar su aparición.

Se recomienda verdura y fruta fresca; las vitaminas A y S protegen contra la cáncer de mamaDe entrada, hay que evitar el consumo abusivo de alcohol y los alimentos poco sanos. "La mayoría de las personas comen muy mal, alimentos con colesterol y hacen poco ejercicio, por lo que engordan", reconoce Sierra. Así, ha recomendado una dieta que incluya verdura y fruta fresca ya que llevan vitaminas A y S, que son protectoras contra la cáncer de mama.  

Otros factores de riesgo, son la contaminación y el hecho de no tener hijos o no dar el pecho. A este respecto hay que recordar que la lactancia y el embarazo previenen el cáncer de mama en edades normales.

Con esos datos el perfil a evitar sería el de una mujer que fuma, bebe alcohol, tiene una dieta rica en grasas, no practica deporte y vive en zonas de alta contaminación. Según el experto, esos elementos son los que multiplican las posibilidades de tener un cáncer.

La incidencia de esta enfermedad está aumentado a consecuencia de que las mujeres cada vez fuman más, ingieren 'comida basura' y del progresivo envejecimiento de la población.

Diagnóstico y cura

El diagnóstico precoz es fundamental para salvar la vida y la mama de la persona afectada. El doctor Sierra aconseja a todas las mujeres realizarse autochequeos todos los meses después de la menstruación. También, ecografías, si tiene menos de 30 años, o mamografías, a partir de esta edad, como método de control.

No obstante, aquellas pacientes que tengan riesgos por motivos familiares deberán controlarse con mayor asiduidad.

En todo caso, el cáncer de mama detectado tempranamente se cura con "cirugías mínimamente agresivas", posibilitando que la mama quede intacta.