La Unidad de Rehabilitación de Suelo Pélvico del Hospital de Toledo mejora la calidad de vida del 75% de las pacientes

El 75 por ciento de las pacientes con incontinencia urinaria leve o moderada consiguen corregir esta patología y mejorar su calidad de vida tras completar el tratamiento en la Unidad de Rehabilitación de Suelo Pélvico del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha.
Médicos
Médicos
JCCM/EP

El 75 por ciento de las pacientes con incontinencia urinaria leve o moderada consiguen corregir esta patología y mejorar su calidad de vida tras completar el tratamiento en la Unidad de Rehabilitación de Suelo Pélvico del Complejo Hospitalario de Toledo, dependiente del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Esta unidad comenzó a funcionar en septiembre de 2008 con carácter multidisciplinar, manteniendo relación con los servicios de Ginecología, Urología, Digestivo, y Cirugía General del centro sanitario, con el fin de mejorar el tratamiento de la incontinencia urinaria, según ha informado la Junta en nota de prensa.

La unidad de Suelo Pélvico ha atendido desde su puesta en marcha un total de 438 pacientes y está compuesta por dos médicos especialistas en Rehabilitación y una fisioterapeuta con formación específica en el tratamiento de la patología del suelo pélvico, siendo la más frecuente la incontinencia urinaria.

Las doctoras María García Bascones y Mª Carmen López Zarzuela explican que la rehabilitación de los músculos del suelo pelviano es una alternativa a la intervención en aquellos casos de incontinencia con criterio de tratamiento conservador y siempre contando con la colaboración de la paciente.

En este sentido, aseguran que existe un amplio consenso entre los especialistas en cuanto al tratamiento de este trastorno basado en ejercicios rehabilitadores, capaces de resolver con éxito el 90 por ciento de los casos leves o moderados.

Por su parte, la fisioterapeuta Pilar García indica que el suelo pélvico es un conjunto de músculos, ligamentos y tejidos que cierran la cavidad abdominal por su parte inferior, a la vez que sujetan y mantienen en su posición normal la vejiga, el útero y el recto.

Cuando se debilita el suelo pélvico puede desarrollarse incontinencia urinaria (de urgencia, de esfuerzo o mixta), prolapso uterino o disfunciones sexuales, entre otras, que requiere ejercicios de rehabilitación para corregir esta patología.

INFORMACIÓN,

Ejercicios y monitorización

La consulta comienza con la información al paciente sobre la anatomía pélvica y, posteriormente, se realizan los ejercicios de suelo pélvico para fortalecer los músculos. Asimismo, a través de un dispositivo electrónico (biofeedback) la paciente puede ver en un monitor en qué momento contrae la musculatura perineal y cuando no lo hace, permitiendo potenciar selectivamente la musculatura.

La rehabilitación de los músculos del suelo pelviano supone una opción de bajo riesgo y sin efectos adversos para atacar en su origen la incontinencia urinaria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento