Chavela Vargas
La cantante Chavela Vargas, durante su concierto de homenaje a Lorca en México. Alex Cruz / Efe

La cantante nacionalizada mexicana Chavela Vargas ha fallecido este domingo a los 93 años en Cuernavaca (México) debido a una insuficiencia respiratoria después de que este mismo domingo se agravase su estado de salud, dijo su médico, José Manuel Núñez.

La artista falleció muy serena y tranquila "Ella estuvo muy consciente hasta el último momento, y expresó buenos deseos para que México, que está muy convulsionado, mejore y dijo que se lleva los mejores recuerdos y los aplausos de sus público", explicó Nuñez.

"Silencio, silencio: a partir de hoy las amarguras volverán a ser amargas... Se ha ido la gran dama Chavela Vargas", confirmaban en su cuenta oficial en Twitter. "Aquí termina mi historia que comenzó de la nada, dame la mano #LLORONA, que vengo muy lastimada", añadía poco después otro tuit.

La artista de 93 años falleció a las 12.55 hora local (19.55 hora peninsular española) debido a una insuficiencia respiratoria aguda, a una bronconeumonía crónica y una falla renal crónica agudizada, precisó el especialista responsable de su atención.

El galeno indicó que la artista falleció muy serena y tranquila, recordando a "su México" en sus últimos momentos y a toda su gente, y en particular agradeció a los medios de comunicación y a todas las personas su apoyo.

Los mariachis de la plaza Garibaldi de la capital mexicana recibirán este lunes junto a la cantante Eugenia León y los "macorinos" los restos de Chavela Vargas para acompañarla hasta el Teatro de Bellas Artes, donde se instalará la capilla ardiente, explicó su amiga Mariana Gyalui.

Tras proceder a la incineración de los restos de Vargas, sus amigos procederán a esparcir sus cenizas en el cerro del Chalchi, frente al que ella tenía su casa de Tepoztlán (Morelos).

Su salud se había agravado

La artista, cuyo nombre real es Isabel Vargas Lizano, estuvo hospitalizada en el hospital Inovamed de Cuernavaca desde el domingo pasado y atendida por el equipo médico encabezado por José Manuel Núñez.

Unas horas ante de su muerte, su médico había informado que la intérprete había amanecido con mayores dificultades respiratorias, debido a su afección pulmonar, aunque se había mantenido despierta y consciente en todo momento.

El médico había explicado que no le habían podido aplicar un respirador artificial debido a que la artista se opuso desde el primer momento a métodos invasivos.  "Su decisión es respetable y yo no puedo invadirla sin su autorización, máxime si ella se niega", señaló Núñez unas horas antes de la muerte.

La cantante llegó a México el 26 de julio después de casi un mes en España, adonde viajó para ofrecer un recital con temas del disco que dedicó al poeta Federico García Lorca, titulado La luna grande, y para presentar sus memorias.

Este esfuerzo le pasó factura y el 12 de julio fue internada en un hospital de la capital española, en el que estuvo hasta el 21 de julio.