Sheldon Adelson
Sheldon Adelson, durante la inauguración de su complejo del juego en Macao (China).

Las autoridades de EE UU han abierto una investigación a la compañía Las Vegas Sands, interesada en instalar en España el complejo de juego Eurovegas, por posible lavado de millones de dólares en sus casinos, informó este sábado el Wall Street Journal (WSJ).

De acuerdo a este diario, la fiscalía de Los Angeles está analizando el supuesto manejo por parte de la compañía propiedad del multimillonario Sheldon Adelson de dinero recibido años atrás por parte de un empresario mexicano posteriormente acusado de narcotráfico.

La empresa cree que ha actuado de manera adecuada y no ha cometido ningún delitoAunque de momento la investigación no afecta a Adelson, las autoridades de EE UU evalúan si los ejecutivos de Las Vegas Sands violaron leyes federales al no alertar sobre millones de dólares transferidos a sus casinos por grandes apostadores.

El portavoz de la compañía de Adelson, Ron Reese, rechazó estas acusaciones y señaló que colabora con las autoridades federales.

"La empresa cree que ha actuado de manera adecuada y no ha cometido ningún delito", explicó Reese al diario financiero.

La investigación se centra de momento en analizar si los ejecutivos de la compañía ignoraron señales de alerta sobre grandes sumas de dinero depositadas en los casinos, especialmente Venetian de Las Vegas, y no lo comunicaron a las autoridades.

Entre estos apostadores figura el empresario farmacéutico chino nacionalizado mexicano Zhenli Ye Gon, quien era un habitual de los casinos de Las Vegas y que en 2007 fue acusado por la Agencia Federal Antidrogas de EEUU por tráfico de productos químicos utilizados para la elaboración de metanfetaminas.

El caso podría afectar al desarrollo de la campaña electoral en EE UU,ya que Adelson ha anunciado su respaldo a uno de los principales "Super PAC" que apoyan la candidatura de Romney.

El pasado mes de junio el magnate de casinos anunció que había donado 10 millones de dólares a la campaña del virtual candidato republicano.