Fontana de Trevi
La Fontana de Trevi, Roma, Italia. ARCHIVO

Quien viaja a Roma quiere regresar. La 'Ciudad eterna' lo es por algo. Y si nos dicen que con lanzar una moneda (no importa el valor) a la Fontana de Trevi está garantizado nuestro regreso… pues allá va la moneda. Tantos turistas, tantos deseos, tantas monedas, que la Fontana es una auténtica hucha.
   
En los seis primeros meses del año ha recaudado un total de 540.000 euros en monedas, una cifra nunca antes conocida, según cuenta el diario italiano La Repubblica. Cada  semana voluntarios de Cáritas recogen las monedas lanzadas por los turistas para destinarlas a fines benéficos.

Se vigila en todo momento: quien intente robar una moneda puede ser detenido La suma ha aumentado en los últimos años: de los 838.000 euros de 2010 a 951.000 euros en 2011. En los seis primeros meses de este año la cifra se eleva a 540.000 euros permitiendo anticipar una recogida histórica en este 2012.

No obstante, el aumento de ingresos no se debe necesariamente a que los turistas sean más generosos, sino a que se han reducido los robos. La Fontana de Trevi es estrictamente vigilada en todo momento, y quien intente llevarse unas monedas puede ser detenido.

Desde que Anita Ekberg se dio un chapuzón nocturno en sus aguas en La dolce vita de Fellini la famosa fuente no ha dejado de atraer visitantes y de recibir sus monedas. Según dice la leyenda, la Fontana de Trevi garantiza el regreso a la ciudad eterna si se lanza una moneda a la misma.

Más de 6 toneladas de monedas

La comparación se puede hacer también con respecto al peso total de monedas recogidas. En el primer trimestre de 2010 se recogieron un total de 5.117 kilos de monedas, una cifra que se redujo a 4.856 en 2011. De enero a marzo de este año, sin embargo la cifra se ha elevado a 6.457 kilos de monedas recolectadas gracias al incremento de la seguridad.

En total, en 2010 las bolsas de Cáritas se llenaron con un total de 26.445 kilos de monedas, y en 2011 se alcanzaron los 29.183 kilos. En los seis primeros meses de 2012, de enero a junio, el peso total de las monedas recolectadas fue de alrededor de 17.395 kilos.