Desarticulan en Valencia una red que importaba cocaína oculta en cajas de plátanos

  • Han detenido a tres personas y se han intervenido más de seis kilos de cocaína.
  • La sustancia se almacenaba en una nave de la localidad de Museros y después era distribuida a través de un bar.
Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Agentes de la Policía Nacional, en una imagen de archivo.
ARCHIVO

La Policía Nacional en colaboración con Vigilancia Aduanera de Valencia ha desarticulado una organización dedicada a la importación de cocaína por vía marítima, oculta entre la carga legal de contenedores de plátanos procedente de Ecuador.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía de Valencia, se ha detenido a tres personas y se han intervenido seis kilos de cocaína oculta en una nave de Museros (Valencia).

La investigación se inició a mediados de junio al detectarse que una persona de origen español estaba preparando la recepción de un contenedor desde Ecuador con mercancía legal, concretamente plátanos, entre la que iría oculta con un método sofisticado, alguna sustancia estupefaciente.

Los policías establecieron diversos dispositivos de seguimiento y vigilancia y localizaron una nave que tenía alquilada el sospechoso en la localidad de Museros, en donde almacenaba la carga del contenedor.

Éste fue detenido al ser sorprendido cuando intentaba sacar un gran número de cajas vacías, comprobándose que la sustancia estupefaciente venía oculta en los cartonajes.

Posteriormente, los policías arrestaron a dos personas más, una mujer y un hombre, de origen ecuatoriano y colombiano, respectivamente, este último considerado como el distribuidor de la sustancia desde un bar.

Oculta entre el embalaje

Los agentes practicaron un total de cinco registros en la nave, el bar y los domicilios de los tres detenidos. Durante la operación se ha intervenido 6.236 gramos de al parecer cocaína y diverso material informático.

La sustancia estupefaciente iba oculta entre el cartón del embalaje que contenían los plátanos, lo que dificultaba su localización ante una eventual requisa por parte de la Policía. Esto, junto con la apariencia legal que le confería la nave frigorífica en la que recibía la fruta, le permitía la posibilidad de operar sin despertar sospecha alguna.

Posteriormente, una vez extraída la cocaína, el responsable de la organización la distribuía a los otros dos detenidos los cuales se encargaban de su venta final, utilizando uno de ellos el bar que fue objeto de registro por los policías.

En la operación han participado agentes de la UDYCO de la Jefatura Superior de Policía de Valencia y Vigilancia Aduanera de Valencia. Los detenidos, sin antecedentes policiales, han pasado a disposición judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento