Puerta del Sol
Edificio de la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional de la Comunidad de Madrid. MIRENTXU MARIÑO

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, reconoció este miércoles que el Gobierno regional tendrá que "limitar probablemente muchos de los servicios" que están prestando ahora para "no gastar más de lo que se ingresa" y no recurrir al fondo de rescate del Estado para las autonomías, como si han declarado que harán las regiones de Valencia, Murcia y Cataluña.

Al ser preguntado sobre si la Comunidad acudirá al fondo, el vicepresidente destacó que Madrid tiene una situación económica que les ha permitido ser "probablemente la única administración que ha cumplido de manera sistemática con los objetivos de déficit". Eso a pesar de que tuvo que admitir tras cerrar el último ejercicio, que su desfase entre ingresos y gastos había sido el doble de lo calculado.

"No hay crédito"

González apuntó que la Comunidad lleva cuatro años haciendo recortes importantísimos en el presupuesto de la comunidad en sus gastos estructurales.

Además, recordó la última modificación del presupuesto —donde se han reducido 1.000 millones de euros y se han introducido subidas de tasas y precios públicos, además de la futura imposición de peajes en carreteras públicas— para evitar que se produzcan "circunstancias" como la de un rescate.

"Madrid va a ajustar sus gastos para llegar al objetivo de que haya equilibro presupuestario. Eso significa que los ingresos tienen que coincidir con los gastos. No se puede gastar mas de lo que se ingresa porque ahora no hay crédito. Y si lo hay, es escaso y carísimo". "Somos conscientes de que hay que reducir gastos y tendremos probablemente que limitar muchos de los servicios que estamos prestando. Pero no podemos gastar mas de lo que ingresamos", añadió.

Consulta aquí más noticias de Madrid.